Publicidad
Sin Carreta

Niño murió tras ataque de perros: familia exige justicia 6 meses después

Tras la muerte del pequeño a manos de caninos de razas altamente peligrosas, no han dado con alguien responsable que asuma el caso.

Publicidad

Johel Sebastián fue el niño de 4 años que murió luego de que varios perros de razas peligrosas lo atacaran en una finca en Bucaramanga. Se cumplen 6 meses de este incidente pero no avanzan las investigaciones.

Daniel Pedraza nuestro corresponsal se fue hasta donde sucedieron los hechos a buscar respuestas. Familiares del pequeño, su madre María y su tía Tatiana, hablan en exclusiva con ‘Sin Carreta‘, en donde ambas reviven el trágico 17 de mayo, cuando por un descuido de una de ellas, no se percató que el pequeño no aparecía porque fue atacado por los animales de manejo especial.

“El médico determinó que presentaban un tipo de maltrato, y se inició un proceso por maltrato animal contra los dueños de los caninos”, expresó Jairo López, comandante de Policía.

Según informan, la persona responsable Y dueña de los perros, habría pagado una multa de 46 millones de pesos por descuido de las mascotas, pero desapareció. Además, la Fiscalía no ha dado respuesta de lo ocurrido.

Esto dice la norma colombiana sobre las ‘razas peligrosas de perros’

Desde la normativa colombiana, la Ley 746 de 2002 establece los perros que son ‘potencialmente peligrosos’, deben tener medidas de cuidado para sus propietarios para proteger la integralidad de las personas, así como para potencializar la salubridad pública y el bienestar de la mascota y su entorno. Esto son los riesgos que estable la normativa en mención:

  • Caninos que hayan tenido episodios de agresiones a personas u otros perros.
  • Perros que han sido adiestrados para el ataque y la defensa.
  • Los perros que pertenecen a una de las siguientes razas: American Staffordshire Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, De presa canario, Rottweiler, Staffordshire Terrier y Tosa Japonés.

“El propietario de un perro potencialmente peligroso asume la posición de garante de los riesgos que se puedan ocasionar por la sola tenencia de estos animales y por los perjuicios y las molestias que ocasione a las personas, a las cosas, a las vías y espacios públicos y al medio natural en general”, dice la norma.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News