La historia de Benito, un perrito que perdió a su dueña, Joha, hace cuatro años, ha conmovido a miles a través de las redes sociales.

El canino aún recuerda a la mujer con la que vivió durante dos años, por lo que demuestra su lealtad cuando visita el cementerio donde reposan sus restos.

El conmovedor video fue grabado en Villaguay, Argentina, donde Belén, la hermana de Joha, aún cuida de Benito y lo lleva cada vez que puede para que nunca olvidé a la mujer que lo amó.

«Vean este amor tan incondicional. Benito, su mascota, que la acompañó sus últimos dos años de vida y lo sigue haciendo hasta hoy», escribió Belén en Twitter.

Publicidad

En el informe de El Valor de la Verdad compartimos esta historia, desde que el perrito mira por la ventana del carro, anhelando llegar al cementerio; hasta su llegada al ataúd, donde se recuesta para cuidar a su dueña.

Verá que este animalito salta, llora y se estremece al visitar el lugar, pidiendo que lo dejen subir al féretro.

En la publicación se pueden leer comentarios como que «la Biblia se equivocó, los seres creados a imagen y semejanza de Dios tienen que ser los perros».

También hubo usuarios que recordaron la historia de Hachiko, ese perro fiel que esperó a su dueño fallecido hasta el final de sus días en una estación de tren en Japón.