La lactofilia o lactancia erótica es una práctica íntima que se lleva a cabo entre las parejas que beben leche, directamente, de una mujer lactante.

En los últimos años, es frecuente escuchar testimonios en donde el hombre succiona los pezones de la madre para tomar el líquido.

Esta práctica, considerada de ámbito sexual, es atípica aunque existen varias personas que la llevan a cabo en la actualidad.

A pesar de que esta actividad es consensuada, en redes sociales existen varias denuncias hacia  hombres que acosan a mujeres que publican imágenes alimentando a su hijos de esta manera, razón por la que son llamados «vampiros blancos».