Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 3.878,07
  • Euro$ 4.201,02
  • MSCI COLCAP1.407,76
  • Petróleo (Brent)US$ 82,2
  • Petróleo (WTI)US$ 77,83
  • Café (lb.)US$ 2,18
  • Oro (oz.)US$ 2.363,00
  • UVR$ 370,88
  • DTF E.A. (90d)10,23%
El 1 Opina

Tecnología para cambiar el juego en agricultura

Jaime Galviz
Gerente general Microsoft región Andina

Publicidad

El mundo enfrenta enormes desafíos: se espera que la población mundial alcance los 9.7 mil millones de personas para el 2050 y la FAO predice que, para alimentarla, necesitamos producir un 50% más de alimentos. Con el aumento de la urbanización, la degradación del suelo y el cambio climático, el reto es cómo producir muchos más alimentos, de manera sostenible, utilizando menos recursos. Seguir expandiendo las áreas de cultivo, degradando los ecosistemas sin mejorar la productividad y la sostenibilidad de las prácticas agrícolas no es viable. Tenemos que hacer más con menos, optimizar el uso de la tierra, los recursos naturales y los insumos es la respuesta, y la solución está en la tecnología.

Tractores guiados por GPS, drones, sensores, fotografía satelital y análisis de datos pueden ayudar a producir más, ser más competitivos, usar menos agua y menos fertilizantes o herbicidas al tiempo que mejoran las condiciones de vida de millones de campesinos, sin afectar las reservas naturales y territorios protegidos. La tecnología puede ayudar a los agricultores a recopilar, almacenar, analizar y compartir datos para monitorear la humedad del suelo, la temperatura y los niveles de nutrientes y permitir que los agricultores tomen decisiones basadas en datos sobre cuándo regar, fertilizar, cosechar o aplicar pesticidas. Con la Inteligencia Artificial, los agricultores pueden detectar plagas y enfermedades, ahorrar tiempo y dinero, aumentar la productividad y reducir el desperdicio.

Colombia, con su abundancia de recursos naturales, biodiversidad única y disponibilidad de tierras cultivables y agua, está en una posición privilegiada para liderar el camino en la agricultura sostenible. Sin embargo, el sector agrícola de Colombia ha experimentado una importante contracción en los últimos años, con la contribución de la industria al PIB cayendo a una cuarta parte de lo que era a fines de la década de 1970. La productividad agrícola del país está estancada desde hace décadas. Hoy, con las inversiones adecuadas en Agritech, la historia de nuestro campo puede cambiar.

Y las soluciones no son ciencia ficción. Ya están en Colombia, y al alcance de agricultores de cualquier escala. Agrimanager es una solución que se adapta a cualquier tipo y tamaño de cultivo, que puede operar aún sin conectividad para recoger, analizar y almacenar data para conocer mejor tiempos de cosecha, identificar plagas, enfermedades, y llevar controles de riego, crecimiento, y conectarla incluso con la gestión administrativa. La solución ya opera en más de 45 mil hectáreas en cultivos de palma de aceite, aguacate, cítricos, banano, cacao, café, hortalizas y flores. La colombiana Wiga despliega sensores para el sector floricultor del país, entre otros, con los cuales mide temperatura, humedad relativa, radiación, humedad del suelo, niveles de oxígeno, entre otros.

Esta información permite predecir caídas importantes de temperatura o automatizar el riego a través de modelos matemáticos que calculan evaporación y temperatura para tener reducciones uso de agua de un 40% o 50%. Sosty, otro emprendimiento colombiano, busca aplicar toda la tecnología disponible e impulsar la ganadería sostenible, conectando a los productores con inversionistas que le apuestan a una ganadería libre de deforestación, maltrato, quemas e insumos químicos. Croper y Managro, unieron sus fuerzas con Microsoft para llevar oportunidades al campo colombiano con soluciones de punta a punta: desde la conectividad y la innovación para agricultura inteligente, hasta a las conexiones, el acceso a mercados, el financiamiento y la exportación. En otras palabras, La tecnología hoy se ha democratizado y ya no requiere grandes capitales y personal. Estas soluciones, que se han desarrollado localmente, están al alcance de cualquier agricultor colombiano.

Con innovación y con los aprendizajes enormes que han derivado de las alianzas potentes tanto a nivel local como regional, Colombia puede ser un líder en agricultura sostenible, abrir el camino para nuevos modelos de desarrollo como la bioeconomía y generando un nuevo modelo, más sostenible e inclusivo, de progreso. Esto proporcionaría oportunidades de empleo, reduciría la pobreza y mejoraría la calidad de vida de millones de colombianos. Estudios del Banco Mundial muestran que el desarrollo agrícola constituye uno de los medios más importantes para poner fin a la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida, pues el crecimiento de la agricultura es entre dos y cuatro veces más eficaz que el de otros sectores para incrementar los ingresos de los más pobres.

Contamos con lo más importante, que es la gran resiliencia de nuestros agricultores. A eso se suma una determinación del país y su visión del futuro con un campo más productivo, equitativo y sostenible. Debemos seguir empoderándolo y continuar trabajando unidos y formando asociaciones a nivel local y regional, cerrando brechas de conectividad, creando habilidades digitales en la ruralidad y empoderando a las mujeres del campo, como se lo ha propuesto el gobierno. Así hoy hemos llegado ya a conectar a 500.000 campesinos, pero aún nos faltan más. Tenemos todo lo necesario para tomar la delantera en Agritech y mostrar al mundo lo que es posible cuando se combinan la tecnología y la innovación con la agricultura, cuando se habilitan las grandes ideas y la innovación.

Te podría interesar: Vea los perros robots que usará Nueva York para combatir crimen: esto es lo que pueden hacer

*Las opiniones expresadas en las columnas son responsabilidad exclusiva de los autores, y no representan el punto de vista ni la posición del Canal 1.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News