Publicidad
El 1 Opina

La Dorada, Caldas, el próximo Miami colombiano

Jorge Laverde
Secretario General Comisión VI del Senado

Publicidad

Solo basta con mencionar la ciudad de Miami, para que nuestra mente, casi de inmediato y surrealista, nos traslade a sus playas de arena blanca, a la calurosa temperatura de 30 °C que, entre palmas, es cómplice de los miles de visitantes que llegan en busca de un perfecto bronceado, un refrescante baño, practicar algún deporte o disfrutar de un crucero por sus bahías.

Al caer la noche, la ciudad es iluminada por el destello de las galerías de arte, de bares y discotecas, muelles y centros comerciales, hoteles y restaurantes, cuya exquisitez gastronómica, ha sido fuertemente influenciada por la cocina latina y caribeña. Es considerada una de las mejores ciudades del mundo según el ranking World’s Best Cities 2024.

Sin embargo, tres décadas atrás, la ciudad de Miami era un paraíso perdido, acosado por las drogas, la violencia, la delincuencia y los juegos de azar. Su transformación social tomó rumbo en las décadas de los 80’y 90’ con ambiciosos programas urbanísticos, entre los cuales estaba el proyecto Hope VI, diseñado para demoler y reconstruir viviendas públicas, lo que favoreció la reinvención de suburbios por viviendas de mayor densidad y con mayor acceso a espacios abiertos y sociales. Además, surgieron nuevos centros de negocios, tiendas, industrias y la vida social aumentó progresivamente con la llegada masiva de cubanos exiliados. Ello, es un ejemplo del poder de la transformación social que puede acontecer en una ciudad cuando la confianza inversionista, los actores locales, regionales y nacionales coordinan sus acciones y trazan una visión común, es decir, construyen la ciudad que quiere la gente.

De ahí la inmensa oportunidad que existe en La Dorada, un territorio que está lleno de magia y fuerza, heredado de ancestros pantágoras, que, resueltos a descubrir el paraíso, entre el espesor de la selva y el río magdalena, sembraron semillas de grandeza. La ciudad, hoy, cuenta con la visión y el liderazgo necesario para que la sociedad civil, el sector privado y el gobierno local, departamental y nacional unan esfuerzos y recursos para construir y fortalecer las condiciones habilitantes de ciudad.

Es un paraíso que goza de varios escenarios y actividades que revitalizan la cultura del ocio, que son un motor del desarrollo económico y social y son reflejo de la identidad cultural y creatividad de los y las doradenses. La reactivación de la vía férrea La Dorada-Chiriguaná posibilita un inmenso corredor verde con cerca de 522 kilómetros de longitud y estimula el transporte de carga conectando estratégicamente el interior del país con la zona caribe, lo que aumenta la competitividad y eficiencia de la cadena logística nacional.

Cuenta con un gran Malecón, que gracias a los recursos del departamento de Caldas y el acérrimo compromiso del gobernador entrante, Henry Gutiérrez, permitirá la reactivación económica de la ciudad, convirtiéndose en un activo turístico principal que será impulsado a través del turismo comunitario, en el cual los visitantes y sus familias podrán disfrutar de rutas gastronómicas, ciclorutas, exposiciones de artistas y creativos locales, música en vivo, actividades deportivas y recreativas al aire libre, ferias y mercados verdes, visibilizando el inmenso talento que existe en nuestra ciudad.

Es el único puerto caldense donde se puede disfrutar de una tarde soleada de 34 °C, mientras se disfruta de un paseo en lancha por el Río Magdalena. Las altas temperaturas son la combinación perfecta para disfrutar de bebidas tropicales heladas y deleitarse con su riqueza gastronómica, que, entre cortes de carne de alta calidad y pescados de río, la convierten en el próximo Miami Colombiano, beneficiando a sus 44 barrios, 21 veredas y 2 centros poblados.

Lo anterior, estará acompañado de una estrategia de seguridad ciudadana predictiva, preventiva y colectiva mediante el uso de la tecnología y paralelamente, de una estrategia de promoción e inversión local, que atraerá a inversionistas de distintos lugares para que aprovechen el plan de alivios tributarios y comprueben por sus propios ojos, que la historia de La Dorada está cambiando.

Para lograr este propósito, se requiere la concurrencia de múltiples actores y recursos, y de la voluntad política del mandatario local Freddy Saldaña Leopardo, un hijo nacido en La Dorada y formado en las mejores universidades del país, quien tendrá como gran reto la construcción de una marca ciudad. La Dorada será verde, inteligente y creativa, rodeada de entornos llenos de alegría, participación ciudadana, cultura, magia, arte, muralismo e iniciativas de turismo comunitario. La puesta en marcha de la ruta de colores, el sendero ecológico, la guía de murales y otras estrategias de ciudad, serán un paso esencial hacia la consolidación del miami colombiano.

El tiempo mostrará con hechos la transformación y nos dará la razón, ratificando que estos líderes cambiaron la historia de la ciudad, impulsados por su convicción y la fuerza de las ideas. El mayor reto está en devolver la confianza a los y las doradenses sobre lo público, a los y las inversionistas para que vean en la ciudad, un territorio mágico para invertir y hacer crecer sus negocios y, en definitiva, a la sociedad en general para que sea testigo de que cuando hay voluntad, liderazgo, visión pluri democrática y acción, ¡Se puede construir la ciudad que quiere la gente!

*Las opiniones expresadas en las columnas son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan el punto de vista ni la posición del Canal 1.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News