Publicidad
Nacional

¿Por qué el Aguardiente Amarillo ya no se venderá más en Bogotá y Cundinamarca?

La noticia ha generado un ‘sacudón’ entre la comunidad pública, que es fiel al consumo de este licor, pero ¿Cuál es el motivo?

Publicidad
Aguardiente Amarillo
Fotos de: @aguardienteamarillobogota

En Bogotá y todo el departamento de Cundinamarca se dejará de vender el popular Aguardiente Sin Azúcar Amarillo de Manzanares 24, conocido simplemente como ‘Aguardiente Amarillo’. La noticia ha generado un ‘sacudón’ entre la comunidad pública, que es fiel al consumo de este licor.

Fue exactamente el 07 de julio la fecha en la que la Industria Licorera de Caldas, fabricante oficial de la bebida alcohólica, emitió un comunicado anunciando la restricción de su venta, en el departamento del centro del país.

“Para la venta de licores en los diferentes departamentos del país, se requiere un permiso por parte de los gobernadores, quienes lo pueden otorgar por un término de 10 años prorrogables.”, aclara, en primera instancia, la Industria Licorera en su texto.

“Estos permisos no podrán ser discriminarorios, ni podrán generar barreras de acceso nis restricciones arbitrarias al libre comercio ni al principio de la libre competencia, de acuerdo con la ley de licores (ley 1816/2016). Es decir, se aplicarán de manera general a todas las empresas que pretendan ingresar aguardientes a sus territorios., amplían.

También puedes leer: Capturan a ocho personas, dos de estas policías, señaladas de matar a un recluso en una celda en Soacha

¿Qué significa esto? Que los problemas de distribución y comercialización del Aguardiente Amarillo otras regiones del país obedecen, principalmente, a que las industrias licoreras deben tener permisos por parte de los gobernadores para poder vender sus productos en otros departamentos.

Para el caso específico de Cundinamarca, la ILC señala que las licencias no han sido aplicables, al mencionar que otorgó ese permiso en 2017 y dos años después, en 2019, incluyó al Aguardiente Amarillo en el mismo. 

Sin embargo, para este año, Cundinamarca (mediante acto administrativo) revocó el permiso otorgado a la ILC para el ingreso y la venta del producto, pero lo hizo de manera arbitraria, y evadiendo el debido procedimiento de ley para tal fin.

¿Qué quiere decir?, en resumidas cuentas, que Cundinamarca no informó con antelación esa decisión (de cancelar el permiso de distribución y comercialización).

Así las cosas, la ILC comunicó la decisión de cancelar la distribución, comercialización y venta del Aguardiente Amarillo en ese territorio, alegando las implicaciones económicas que estas conllevan: pues la ILC explica que, entre 2019 y 2022, transfirió más de $35 mil millones de pesos al departamento, cuyos recursos (por ley) deben ir destinados a financiar sectores públicos, como la salud y la educación, en el departamento.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News