Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 3.829,59
  • Euro$ 4.182,27
  • MSCI COLCAP1.406,39
  • Petróleo (Brent)US$ 81,38
  • Petróleo (WTI)US$ 76,85
  • Café (lb.)US$ 2,15
  • Oro (oz.)US$ 2.353,30
  • UVR$ 370,67
  • DTF E.A. (90d)10,23%
Nacional

Seguro climático: ¿cómo amparar el valor de las cosechas ante los estragos de El Niño?

Los seguros agropecuarios estarán subsidiados hasta por el 95%, con lo cual el Estado asume la mayor parte del costo de pólizas orientadas a la cobertura de cosechas

Publicidad
Seguro climático: ¿cómo amparar el valor de las cosechas ante los estragos de El Niño?
Foto de referencia

En momentos en que el país enfrenta la intensificación de la sequía en varias regiones productoras de alimentos, los campesinos y las empresas agrícolas cuentan con una alternativa que permita cubrirse ante los estragos de los fenómenos climáticos.

Los seguros agropecuarios estarán subsidiados hasta por el 95%, con lo cual el Estado asume la mayor parte del costo de pólizas orientadas a la cobertura de cosechas y las respectivas indemnizaciones a los agricultores, afectados por pérdida total o parcial de los cultivos.

La Presidenta del Fondo de Financiamiento para el sector agropecuario (Finagro), Alexandra Restrepo García, explicó a NotiCentro 1 CM& que se tiene “habilitados 140 mil millones de pesos para el seguro climático, de modo que ya pueden ir los campesinos, campesinas, productores a las aseguradoras para que les puedan expedir las pólizas”.

También puedes leer: Investigan la muerte de trabajador de una minería en operativo policial cerca al río Nechí

A modo de ejemplo, la funcionaria precisó que “por cada millón de pesos que cueste el seguro climático dirigido al amparo de la cosecha, el Gobierno Nacional aporta 950 mil pesos, lo que quiere decir que los 50 mil pesos restantes es lo que corre por cuenta de los agricultores”.

Según datos difundidos por el Ministerio de Agricultura, se estima que el actual fenómeno de El Niño ha afectado más de 80 mil hectáreas de cultivos de alimentos, desde su inicio a finales del año pasado.

Los pronósticos climáticos apuntan a que “el Niño”, caracterizado por sequía y déficit hídrico en buena parte de las regiones productoras ha entrado en su fase final, pero se aproxima “La Niña”, con el riesgo de que se registre un fenómeno inverso de fuertes lluvias y posibles inundaciones en cultivos.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News