Publicidad
Mundo

Descubriendo los misterios de la sala oculta de Miguel Ángel en Florencia

Turistas y habitantes de Florencia tendrán la oportunidad de visitar la sala a partir del 15 de noviembre y las entradas ya están disponibles por un precio de 20 euros.

Publicidad
Sala oculta Miguel Ángel
Foto Twitter @NatGeoEspana

En las profundidades de Florencia, bajo la majestuosa capilla que Miguel Ángel construyó para la influyente familia Medici, se esconde un secreto sorprendente. En una estrecha sala, los muros están adornados con una serie de dibujos que se atribuyen al genio del Renacimiento, aunque su autoría sigue siendo un misterio en debate constante. Ahora, por primera vez, esta sala se abrirá al público, brindando una oportunidad única para explorar estos tesoros artísticos.

La directora de los Museos del Bargello, Paola D’Agostino, expresó su emoción por este evento histórico. “Creo que esta será una oportunidad privilegiada para que el público visite la sala y para que la comunidad científica profundice en su estudio“, señaló. La capilla de 10 metros de longitud, 3 metros de ancho y 2.5 metros de altura se encuentra en una ubicación secreta, accesible solo a través de estrechas escaleras escondidas junto al ábside de la “Sacristía Nueva” que Miguel Ángel completó en 1533 para los Medici en la basílica de San Lorenzo.

Los murales de la sala están decorados con dibujos al carbón y sanguina que representan cuerpos en movimiento, rostros llenos de expresividad y garabatos que evocan instantáneamente las robustas anatomías maestras, como el “David” o el “Moisés”. El descubrimiento de esta sala se remonta a noviembre de 1975, cuando el historiador Paolo Dal Poggetto ordenó la limpieza de un pasillo que anteriormente se utilizaba como almacén de carbón hasta 1955. Bajo las capas de yeso, surgieron los bocetos, lo que desató un apasionado debate sobre la autoría.

Dal Poggetto sostenía una teoría fascinante: que esta sala fue el refugio de Miguel Ángel durante las persecuciones frecuentes en la Florencia del siglo XVI. Se basó en testimonios de discípulos y biógrafos de la época. El historiador argumentó que Miguel Ángel pudo haberse escondido aquí para escapar de la venganza del papa Clemente VII Medici, quien estaba furioso con él por trabajar para sus rivales durante su exilio entre 1527 y 1530. Según esta teoría, Miguel Ángel finalmente obtuvo el perdón y regresó a Florencia antes de dirigirse a Roma en 1534, donde crearía obras asombrosas como los frescos de la Capilla Sixtina.

D’Agostino también ve la influencia de Miguel Ángel en los trazos de la sala, observando similitudes con obras perdidas como la “Leda” y la escultura “Laocoonte”. Sin embargo, reconoce que la autoría es un tema que debe ser analizado por expertos y la ciencia.

Los visitantes tendrán la oportunidad de juzgar por sí mismos, ya que la sala se abrirá el 15 de noviembre y las entradas ya están disponibles por un precio de 20 euros. Dada la delicadeza de los dibujos, las entradas se han limitado a grupos de 4 personas en horarios específicos. Debido a la estrechez de las escaleras para acceder, no se permitirá la entrada a personas discapacitadas ni a niños menores de 10 años.

Después de explorar la misteriosa sala, los visitantes pueden disfrutar de la basílica de San Lorenzo, un lugar lleno de historia y sepultura elegida por los Medici, la influyente dinastía del Renacimiento florentino. El templo es un símbolo de la opulencia de la familia Medici y alberga la “Sacristía Vieja”, diseñada por el arquitecto Filippo Brunelleschi, así como la “Capilla de los Príncipes”, encargada por Cósimo I de Medici.

En el siglo XVI, el papa León X encomendó a Miguel Ángel la creación de otra capilla funeraria, la “Sacristía Nueva”, para albergar los restos de Giuliano y Lorenzo. Estos sarcófagos los muestran entronizados sobre las Alegorías de un Tiempo que todo lo consume. Las tumbas son obras maestras en sí mismas y capturan la esencia de una época fascinante.

Este descubrimiento revela una faceta desconocida de Miguel Ángel y añade un nuevo capítulo a la historia del arte renacentista. Con la apertura de esta sala al público, se espera que los amantes del arte de todo el mundo se sientan atraídos por Florencia para presenciar estos tesoros ocultos. El debate sobre la autoría de los dibujos continuará, pero, al final, serán los visitantes quienes juzguen y aprecien la belleza de esta obra única.

Hecho con información de EFE.

Le puede interesar: ¡Se acabó el debate! Messi es el mejor de la historia

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News