Una injusta y polémica decisión se vivió en Tokio 2020, luego de que los jueces decidieran arrebatarle el triunfo al boxeador colombiano Yuberjen Martínez.

 

Después de alcanzar dos medallas en Rio-2016, el equipo de boxeo de Colombia se marcha de vacío de Tokio-2020 después de dos últimas y controvertidas derrotas ante Japón que desataron protestas contra el arbitraje.

 

Yuberjen Martínez, último superviviente de Colombia, fue derrotado este martes en los cuartos de final del peso mosca (48-52 kg) por el local Ryomei Tanaka y, tras el combate, clamó contra la “injusta” decisión de los jueces.

 

“No sé qué vieron los árbitros en este combate (…) Yo me sentí ganador, y yo soy muy sincero respecto a mis combates”, dijo indignado Yuberjen Martínez en la zona mixta de la arena Kokugikan de Tokio.

 

Medallista de plata en Rio-2016, Martínez recibió la mejor puntuación en el primer asalto (4-1) pero el japonés fue de menos a más y se llevó el segundo (3-2) y tercero (5-0) para un balance final de 4-1.

El colombiano, de 29 años, llegó a mandar a la lona a su rival en el primer asalto pero el japonés fue poco a poco asentándose sobre el cuadrilátero.

 

Desplegando su boxeo de media distancia, Tanaka fue neutralizando la velocidad de golpeo de Yuberjen Martínez y encontrando caminos para reducir la desventaja en el marcador.

 

Ante la ausencia de aficionados en las gradas, los mayores apoyos que se escuchaban en el combate eran para Martínez por parte de los miembros de la delegación cafetera.

 

Al anunciarse la victoria de Tanaka, se escucharon protestas de la delegación mientras Martínez, incrédulo, se arrodillaba resignado sobre el ring.

 

“Di los mejores golpes y siento que ha sido algo muy injusto por parte de los jueces”, subrayó el púgil antioqueño. “Son muchos años preparándose para ganar, no me siento perdedor”.

 

“Nosotros creemos que ganamos el primer y segundo asalto, no tendría que haber venido la votación en contra en el segundo. El tercero fue más complicado”, consideró de su lado el cubano Rafael Iznaga, técnico del equipo colombiano.

 

Japones al borde del desmayo

Una de las imágenes que se volvieron virales tras el combate muestra al boxeador japonés a punto de desmayarse, mientras que Yuberjen Martínez lucía intacto.

Por este motivo, el deportista tuvo que salir en silla de ruedas.

Yuberjen Martínez no pudo vengar a su compatriota y también medallista olímpica Ingrit Valencia, quien cayó el domingo ante la japonesa Tsukimi Namiki apuntando también hacia la desventaja de pelear contra las púgiles locales.

 

“Es muy difícil combatir con la sede, muy difícil”, sostuvo Iznaga. “Sentimos no cumplirle a Colombia pero realmente se nos hizo muy difícil. Para superar a Japón, no sé, había que matarlos”.

 

 “Queremos marcación justa”

Las puntuaciones arbitrales han sido motivo constante de controversia en la historia del boxeo olímpico, especialmente en los pasados Juegos de Rio-2016.

 

Para acabar con esta situación, el Comité Olímpico Internacional (COI) recuperó la organización del torneo de boxeo para Tokio-2020 y la puso en manos de un grupo especial de trabajo.

 

En el boxeo olímpico “muchas veces la marcación de los jueces es incorrecta”, dijo Martínez. “Queremos participar pero que sea con una marcación justa”.

 

El equipo de boxeo colombiano llegaba a Tokio-2020 con expectativas de repetir los buenos resultados de Rio-2016, donde lograron la plata de Martínez en peso minimosca y la de Valencia en mosca.

 

Sin embargo, ninguno de los seis boxeadores de la nómina de Tokio-2020 pudo estrenar el medallero cafetero en este deporte.

 

Cuatro púgiles colombianos cayeron en cuartos de final quedándose a una sola victoria de asegurar como mínimo un bronce.

 

“Es triste porque nos vamos sin medalla, con cuatro diplomas olímpicos pero sin medalla”, lamentó Iznaga.