Peter Kigen es el hombre de 32 años que fue declarado muerto por un médico en Kenia.

Todo empezó cuando el hombre se desmayó en su casa y tuvo que ser llevado a un centro médico por urgencias.

Tres horas después de ser declarado muerto, Peter Kigen fue llevado a una morgue de Kenia donde lo iban a alistar para sus honras fúnebres.

Sin embargo, cuando los empleados de la funeraria le estaban haciendo una incisión en la pierna derecha para proceder a su embalsamamiento, Peter Kigen empezó a gemir del dolor.

Los empleados quedaron de una sola pieza con el susto tan terrible que se llevaron, pues, al parecer, el keniano estaba vivo.

 

Publicidad

 

De acuerdo con el diario The Standard, Peter Kigen despertó luego del corte en su pierna, abrió los ojos y comenzó a moverse.

“Ni siquiera sabía dónde estaba cuando recuperé la conciencia, pero le agradezco a Dios por salvarme. Le voy a servir por el resto de mi vida”, expresó Peter Kigen de Kenia.

El médico que atendió al hombre de 32 años aseguró que los culpables de este hecho fue la familia, que ni siquiera esperó el certificado de defunción para retirar el cuerpo, pues estaban afanados.

Asimismo, justificó a sus colegas, ya que, según declaró, los profesionales de la salud estaban ocupados atendiendo a pacientes críticos.