Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 3.837,58
  • Euro$ 4.182,27
  • MSCI COLCAP1.406,39
  • Petróleo (Brent)US$ 81,06
  • Petróleo (WTI)US$ 76,6
  • Café (lb.)US$ 2,17
  • Oro (oz.)US$ 2.363,10
  • UVR$ 370,74
  • DTF E.A. (90d)10,23%
Mundo

73 personas han muerto porque un pastor los convenció de ayunar para “conocer a Jesús”

El líder de la supuesta secta, acusado de las “muertes en masa”, ya había sido detenido en múltiples ocasiones por predicar otros ritos.

Publicidad
murieron por ayunar
Foto: JOHAN ORDONEZ/AFP

El presidente de Kenia, William Ruto, prometió el lunes tomar medidas contundentes contra movimientos religiosos “turbios”, después de que la policía encontró 73 cadáveres de personas sospechosas de pertenecer a una secta que instaba a sus seguidores a ayunar para “conocer a Jesús”.

El balance de muertos por hambre aumentó a 73, informaron este lunes a AFP fuentes de policía, cuando seguían descubriéndose más cuerpos en fosas comunes en un bosque cerca de la costa.

“Hemos encontrado 73 cuerpos en el bosque hasta esta noche” y la búsqueda de nuevos cuerpos “seguirá mañana”, indicó un policía implicado en la investigación. El anterior balance de muertos era de 58.

“Lo que vimos en (…) Shakahola es propio de terroristas”, declaró el mandatario en una ceremonia de entrega de diplomas a funcionarios de prisiones. “Los terroristas utilizan la religión para promover sus atroces actos. Personas como Mackenzie utilizan la religión para hacer exactamente lo mismo”, continuó.

El 14 de abril, las autoridades encontraron los restos de cuatro adeptos de la Iglesia Internacional de la Buena Nueva (Good News International Church), dirigida por Makenzie Nthenge, quien habría instado a sus seguidores a ayunar para “conocer a Jesús”.

Ese día, otras 11 personas habían sido rescatadas y hospitalizadas. Pero los macabros hallazgos siguieron en ese bosque, situado cerca de la ciudad costera de Malindi.

El jefe de la policía, Japhet Koome, que acudió el lunes al lugar, afirmó que la cifra incluye “los cuerpos exhumados y los que murieron de camino al hospital”, detalló.

El presidente keniano aseguró que pidió a los “organismos responsables que se ocupen del asunto y lleguen a la raíz y al fondo de las actividades de las religiones y de las personas que buscan usar la religión para promover una ideología turbia e inaceptable”.

Los policías aún esperan encontrar más cuerpos en este bosque donde se reunían los miembros de la secta. Varios adeptos de esa iglesia se esconden todavía en el lugar, aunque 29 personas ya fueron recuperadas, según Koome.

También puedes leer: Más de 1.000 europeos han sido ya evacuados de Sudán

“Matanzas masivas”

Una mujer fue hallada el domingo por las autoridades con los ojos desorbitados y rechazó alimentarse, antes de ser trasladada en una ambulancia.

La mujer “rechazó absolutamente los primeros auxilios y cerró con fuerza la boca, negándose a comer y quiso continuar su ayuno hasta la muerte”, dijo Hussein Khalid, miembro de Haki Africa, organización que alertó a la policía sobre las actuaciones de la iglesia.

“Pedimos al gobierno nacional enviar tropas al terreno para que podamos ir al interior (del bosque) a socorrer a las víctimas que siguen ayunando hasta la muerte”, añadió.

El bosque, de más de 300 hectáreas, está acordonado y ha sido declarado “escena de crimen”, afirmó el ministro del Interior, Kithure Kindiki en Twitter el domingo.

“Es un gran golpe y una gran conmoción para nuestro país”, declaró Sebastian Muteti, encargado de la protección de la infancia en el condado de Kilifi. Para él, se trata de “matanzas masivas”.

Conozca más: Corte Suprema de EE. UU. mantiene el libre acceso a la píldora abortiva

Los macabros hallazgos suscitan interrogaciones sobre la actitud de las autoridades, que conocían las actividades del pastor desde 2017.

Nthenge ya había sido detenido porque convencía a muchos niños a no ir a la escuela bajo el argumento de que supuestamente, la educación no estaba reconocida en la Biblia. En esa época, fue acusado de “radicalización” y de dirigir una escuela no registrada.

El pastor volvió a ser detenido el mes pasado después de que dos niños murieran de hambre. Pero pagó una fianza de 100.000 chelines kenianos (unos 740 dólares) y fue liberado.

Nthenge se entregó a la policía y lleva detenido desde el 15 de abril. Comparecerá ante un juez el 2 de mayo.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News