Epa Colombia denunció en sus historias de Instagram que uno de sus empleados la estaba robando.

La empresaria, que estaba de vacaciones en San Andrés, una vez llegó a Bogotá se dirigió a su empresa de keratinas.

Cuando Epa Colombia llegó a pasar revista al negocio se dio cuenta que uno de sus empleados le estaba robando sus productos.

“Me dio por ir al área donde empacan todos los productos y todas las personas que empacan me estaban robando productos, ya que yo le vendo a muchísimas marcas, muchísimos distribuidores y mayoristas”, explicó la también influenciadora en sus redes sociales.

Epa Colombia dio aviso a la Policía y procedieron a capturar a su empleado, al parecer, porque la estaba robando.

 

 

Sin embargo, las autoridades le expresaron a la empresaria que no era mucho lo que podían hacer, pues debía haber una denuncia e investigación detrás.

“Gente que viene aquí a robar, gente que me recomendaron, gente en la que creí que de verdad sí querían trabajar, pero vienen es a robar y a vender los productos más baratos”, dijo.

En varias de sus historias de Instagram, Epa Colombia mostró el rostro del empleado que, según ella, la estaba robando.

Por otra parte, la empresaria expresó que ya lleva mes y medio con sus peluquerías cerradas.

“Yo tengo derecho a crecer, tengo derecho a salir adelante, tengo derecho a ser rica”, expresó muy molesta la joven.