Un joven denunció que llevaba una bala de oxígeno para su familiar enfermo de COVID-19, pero aún así la Policía le puso comparendo por violar el toque de queda en Barranquilla.

La excusa de las autoridades es que Eliseo Oliveros, el protagonista de la historia, no iba en una ambulancia ni llevaba la documentación que lo vincula como funcionario de una EPS.

Según el afectado, sí presentó los documentos asociados con la bala de oxígeno y que justificaban su salida en pleno toque de queda, pero aun así le hicieron un comparendo.

“Primero, tiene que ser un vehículo de carga, segundo, tiene que tener un certificado o permiso que certifique que estás haciendo labores que tienen que ver con el trabajo de la EPS y no lo portas amigo”, fue la justificación del uniformado para hacerle el comparendo.

 

 

Eliseo Oliveros aseguró en su cuenta de Instagram que es el encargado en su familia de ocuparse del suministro de oxígeno para su familiar enfermo de COVID-19.

Publicidad

“El patrullero Andrés Arévalo yo le suministré la prueba de que tengo el permiso para circular con la bala de oxígeno, le mostré la prueba de que tengo la orden que suministraron en la clínica Portoazul”, le expresa indignado el afectado al uniformado.

Sin embargo, esa no fue razón para salvarse del comparendo que le impuso la Policía por violar el toque de queda en Barranquilla.

 

 

Video del comparendo por transportar bala de oxígeno en toque de queda: