Indignantes han resultado las imágenes en donde aparecen tres mujeres que se burlan, atacan y tosen en la cara de un conductor de Uber.

El tapabocas se convirtió en uno de los elementos de protección indispensables tras la afectación en todo el mundo a causa de la pandemia del Coronavirus.

Es por eso, que para evitar contagios, el uso de este es obligatorio en buses, taxis, metros y autos que prestan servicios privados como Uber.

Sin embargo, hay quienes no cumplen con esta medida de prevención, así como se evidenció en un video que genera rechazo en redes.

El pasado 7 de marzo, tres jóvenes mujeres de San Francisco (Estados Unidos) agredieron a un conductor de Uber que les pidió usar el tapabocas.

Subhakar Khadka, hombre de 32 años y que es inmigrante del sur de Asia, narró que durante el transcurso del viaje se dio cuenta que una de las pasajeras no llevaba este elemento.

Publicidad

Al ver que hicieron caso omiso a su recomendación de usarlo, este paró el auto en una estación de servicio y les pidió abandonar el auto.

Sin embargo, las mujeres no reaccionaron de la mejor manera, a pesar de que este afirmó que la solicitud la hizo de la mejor forma.

“Nunca les dije nada malo, nunca maldije, no me criaron de esa manera. No golpeo a la gente, no me criaron de esa manera, por lo que no salían de mi auto”, dijo el conductor.

Y es que en el video se aprecia como una pasajera se quita el tapabocas y le tose en la cara, mientras que intenta arrebatarle su celular y le tira al piso la mascarilla.

Tras la agresión las mujeres huyeron del lugar, no sin antes rociar gas pimienta al interior del automóvil y afectar al conductor.

“Ella roció gas pimienta dentro de mi auto, desde la ventana del pasajero que estaba un poco abierta, esa era la única que estaba abierta”, indicó.

Al volverse viral esta denuncia, Uber afirmó que la pasajera que pidió el servicio fue bloqueada de Uber por el incidente del tapabocas.

La plataforma le entregó 120 dólares al hombre quien fue víctima de un caso de racismo e intolerancia, el cual dejó una reflexión sobre esto.

“Si yo tuviera otro cutis, no habría recibido ese tratamiento de ellas. Ustedes son animales para tratar a otros seres humanos así  (…) Ya que naciste y creciste aquí en los Estados Unidos, no creas que la otra persona es menos humana”, afirmó sobre su caso del que se han conocido más videos.