El hombre, identificado como Víctor Hugo, hizo una insólita denuncia que ya es viral en redes sociales y tiene aterrorizados a los internautas.

Según relató el sujeto, después de llevar a cabo una presentación en las ferias de su ciudad se sentó a tomarse unas cervezas con un amigo.

Pero hasta ahí se acuerda, la siguiente escena que hay en su memoria es despertarse sin poder moverse ni un solo centímetro.

“Anoche era la pre entrada de Villa Victoria. Fuimos a bailar y ya no me acuerdo. Lo último que recuerdo es que estaba bailando tobas, me ha invitado una caja y me ha invitado un vaso, no me acuerdo de nada. Pensé que estaba durmiendo y me he levantado para orinar, pero no me pude mover” le dijo Víctor al medio ‘Correo del Sur’.

Al darse cuenta que estaba nada más y nada menos que enterrado en un ataúd, el hombre evitó entrar en pánico y rompió el vidrio que tienen estas cajas de madera para así excavar en la tierra con sus manos y lograr salir vivo.

Los hechos ocurrieron en la ciudad boliviana de Achacachi y generaron gran consternación en los habitantes de esta localidad, pues no había sucedido antes algo así.

Según Víctor, lo que le hicieron está relacionado con un rito que hicieron para entregarlo en sacrificio a la ‘Pachamama’ y que su objetivo era garantizar el éxito de una construcción cercana.

Sumado a esto, las autoridades al verlo por primera vez no le creyeron y pensaron que estaba ebrio por lo insólito de su relato. Afortunadamente el sujeto no presenta heridas de gravedad aunque de seguro quedará con ese recuerdo el resto de su vida.