El presidente de Rusia, Vladimir Putin, hizo temblar a su jefe de servicio de inteligencia, Sergei Naryshkin, en plena rueda de prensa.

Aunque el incómodo momento sucedió el pasado lunes, solo hasta este jueves se hizo viral.

Putin citó a un consejo de seguridad a todos sus miembros para hablar, en ese momento, sobre una posible invasión a Ucrania.

El jefe de servicio de inteligencia Sergei Naryshkin exponía sus razones para buscar la mejor alternativa, por medio del diálogo, para no tomarse a la fuerza Ucrania.

“Podemos dar a nuestros compañeros de occidente una última oportunidad para forzar a Kiev a escoger la paz e implementar los acuerdos de Minsk. En el peor de los casos, tendremos que tomar la decisión que estamos debatiendo”, agregó Sergei Naryshkin.

Una vez Putin lo escuchó, intervino a tal punto de intimidar a su jefe de servicio de inteligencia, quien terminó cambiando su postura para complacer al presidente ruso.

“A qué se refiere en el peor de los casos, está sugiriendo que debemos empezar las negociaciones (…) o que reconozcamos la soberanía de las repúblicas (…) hable claro”, le dice Putin a su jefe de servicio de inteligencia.

“Es lo que estoy diciendo apoyo la propuesta de que las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk se unan a la Federación Rusa”, le responde tímidamente Naryshkin.

A lo que nuevamente Putin le refuta: “¿La apoyará o la apoya ahora? Sea claro (…) Entonces, dígalo (…) No estamos hablando de eso, esto no es lo que estamos debatiendo. Estamos hablando de si reconocemos su independencia o no”, insitió.

Al jefe de servicio de inteligencia no le quedó de otra que ajustar su respuesta como quería el presidente ruso. “Apoyo la propuesta de reconocer su independencia”.