Las autoridades rechazaron que los ciudadanos transitaran como si nada, mientras que varios policías pedían ayuda tras ser víctimas de un atentado.

 

Dos uniformados, entre ellos el comandante del Distrito de Frontino, murieron en un atentado con explosivos que se produjo en zona rural de dicho municipio del occidente de Antioquia.

 

A pesar del fuerte ataque, otros dos policías lograron sobrevivir al atentado, sin embargo, los ciudadanos que los veían tendidos en el piso y pidiendo ayuda, preferían seguir con su camino antes que parar para auxiliarlos.

Así lo revelaron periodistas como Vicky Dávila y otros usuarios de redes que compartieron la cruda grabación.

 

“Uy, esta camioneta quedó vuelta nada, véalo ahí, ese man quedó vuelto nada”, dice uno de los personajes que graba la escena.

 

Tras estos hechos, el general Hoover Penilla, subdirector de la Policía Nacional, mostró su indignación ante la situación que se presentó el pasado 30 de agosto.

 

“Esto tiene que servir para un llamado de atención de lo que somos como sociedad. Puede que el miedo sea mucho por el actuar de estos delincuentes, pero pasar en un vehículo haciendo una filmación, detener la marcha un poco para tomar unas imágenes, hacer unos comentarios y no ayudar a un ser humano que estaba pidiendo ayuda, independiente que fuese un policía”, señaló el uniformado.

 

Las autoridades confirmaron que los policías sobrevivientes del atentado fueron trasladados al hospital San Vicente de Medellín.

 

Mientras que uno está con pronóstico reservado, el otro está fuera de peligro.