Vicky Dávila y Hassan Nassar tuvieron una fuerte discusión mientras la periodista entrevistaba al consejero de comunicaciones del Gobierno de Iván Duque.

Nassar fue invitado al programa dirigido por Dávila para dar la posición oficial sobre el uso del avión presidencial para trasladar a la primera dama, María Juliana Ruíz, sus hijos e invitados particulares hasta Panaca para la celebración del cumpleaños de una de las hijas del presidente Iván Duque.

El vocero de la Casa de Nariño comenzó explicando, según él, la legitimidad de uso del Fokker 02 como “parte del protocolo de la Fuerza Aérea y militar para la primera dama y sus hijos”.

Luego, Nassar, dijo: “acá lo que hay es una noticia que lo que pretende generar es un debate con mucha hipocresía; ¡altísimas dosis de hipocresía!”.

Dávila le preguntó al vocero sobre el por qué los acudientes e invitados al cumpleaños no viajaron en una aerolínea comercial, a lo que Nassar respondió cuestionando a Vicky sobre el uso que ella y su familia le dan al vehículo de la UNP (Unidad Nacional de Protección), poniéndole de ejemplo el caso de un almuerzo fuera de Bogotá un fin de semana y que alguno de los hijos de ella quisiera llevar un amigo.

Si bien Dávila le dijo “¡me ha pasado!”, no ahondó mucho más en el tema y volvió al tema principal: el uso del avión presidencial para el traslado de particulares a un evento no oficial como lo es una fiesta de cumpleaños.

Publicidad

Nassar contra preguntó: ¿usted ha viajado en el avión presidencial?

Dávila respondió que “en este Gobierno no, pero si he ido como periodista a cubrir cosas. Nunca de paseo. Estuve en el Gobierno Santos en un viaje cuando la Madre Laura, eso fue muy criticado y me pesó después”.

“Ahí está la hipocresía, Vicky”, dijo Nassar, lo que desencadenó la pelea entre la periodista y el vocero del Gobierno Nacional.

¿Es hipocresía mía o suya el poner unos trinos en los que critica [al Gobierno] y hoy es el concejero de prensa de la casa presidencia y dice otra cosa? El hipócrita es usted (…) Me parece una estrategia muy baja de su parte”, dijo Vicky.

Nassar le respondió volviendo a traer a la mesa el viaje que la periodista mencionó que hizo durante el Gobierno de Juan Manuel Santos: “Usted quiere hablar de estos particulares [que viajaron en el avión presidencial a Panaca], pero no quiere hacerlo de cuando usted y su esposo lo eran”.

Ya visiblemente ofuscada, Dávila le aseguró a Nassar que ese viaje se dio por parte de una invitación a cubrir un evento noticioso en calidad de periodista y que la presencia del esposo de Dávila se debía que el Gobierno extendió la posibilidad a todos los comunicadores de llevar un acompañante al evento.

El momento álgido de la discusión

“Esto es un programa radial en que usted [Vicky] puede hacer todas las preguntas, pero no le gustan las respuestas. Cuando es acusar a los demás el escenario es válido, pero cuando es de mirarse al espejo ahí si no aplica”, dijo Hassan.

“¿Se ha visto usted al espejo?”, le preguntó a Dávila.

La diferencia entre usted [Hassan Nassar] y yo [Vicky Dávila] es que yo sí soy una periodista y una señora respetable (sic) no ando lagarteándole el puesto a nadie ni busco ser funcionaria pública”, comenzó la periodista.

Usted me conoce muy bien porque yo fui la que lo llevó a La FM, la cual usted destruyó porque usted (sic) es un inepto (…) Usted es una vergüenza para el periodismo, no es periodista, es un ‘lagarto’”, añadió Vicky.

La arremetida de la comunicadora contra Nassar continuó:

Como no pudo tener éxito como periodista, porque usted es un fracasado, entonces se fue a (sic) ‘lagartearle’ al uribismo para que le dieran la Casa de Nariño. ¡Yo no soy ‘lagarta’! Usted [Hassan] solo se ha trepado y escudado en el periodismo para hacer política; usted ha engañado al público. Es un cobarde”.

Luego de estas aseveraciones, el vocero presidencial decidió alejarse de la discusión y optó por abandonar la videollamada mientras que Dávila lo llamaba “cobarde” por cortar la entrevista.

Disculpa con la audiencia

Una vez finalizó el espacio de Vicky Dávila, la periodista se disculpó con la audiencia tras la pelea con Hassan Nassar en vivo, pero se mantuvo en las afirmaciones que hizo sobre el vocero de la Casa de Nariño.