“El amor no tiene edad”, reza un dicho, y quizá la siguiente historia sea muestra de ello: pues él con 24 y ella con 61; se convirtieron en una pareja con 37 años de diferencia.

Puede que por eso mismo hoy son virales y cuentan con más de 1 millón de seguidores en sus redes sociales, en las que suben retos y videos demostrando su amor con besos, abrazos y muestras de cariño.

A pesar de los miles de comentarios que reciben, con las críticas por su diferencia de edad, y en contra de las predicciones de muchos, él decidió pasar el resto de su vida con ella.

Le propuso matrionio a mediados del año pasado, en un momento muy tranquilo pero especial para ellos. Y consumaron ese compromiso en en septiembre de 2021, por lo que ya llevan más de 4 meses como esposos y más de un año y medio como pareja.

La mujer, Cheryl, es de California y a la fecha tiene 61 años. Fue surfista la mitad de su vida y su apariencia se debe, en parte, por la exposición permanente al sol.

El chico se llama Quran y luego de vivir situaciones difíciles en su adolescencia, y a su corta edad, ya asegura que Cheryl le devolvió la magia que había perdido en su vida.

Según medios internacionales que reportaron la historia, Quran y Cheryl se conocieron mientras ella trabajaba en una heladería a la que él asistía con su manager. Y entre helado y helado, empezaron a conocerse mejor.

Justamente, se dieron cuenta que tenían algo en común: mientras él había vivido acosos en la escuela, sintiéndose rechazado; ella había tenido una vida dura con su ex esposo, con quien tuvo 7 hijos, y quien habría abusado emocionalmente de ella.

Al encotrarse con historias similares, ambos se convirtieron en el apoyo del otro, para superar esos momentos difíciles y darse todo el amor que en su vida siempre buscaron.

Sin embargo, Cheryl mantiene muchos traumas aún no solo por su pasado, sino también porque en redes sociales es constantemente criticada por su apariencia, lo que le genera bastantes inseguridades.

Para ello Quran se ha convertido en su refugio y la apoya de manera constante.

¿Es una “sugar mommy”?

Esta pareja con 37 años de diferencia no es común en la sociedad actual: reciben bastantes críticas y la mayoría de personas que comentan sus publicaciones quieren descubrir si es que hay “algo más” de por medio.

Por lo general, se diría que si ella contara con una gran fortuna, el chico estaría detrás de quedarse con su dinero. Pero según relatan fuentes externas, ella es una mujer humilde que trabaja como mesera en una heladería y con 7 hijos que tuvo que criar.

Por lo que no podría considerarse una razón.

Y por el otro lado, el chico si bien cuenta con sus propios negocios, tampoco goza de una fortuna ostentosa.

Así que simplemente pareciera que sí existe un amor genuino.