Nala Ray, de 23 años, es la hija de un pastor en Illinois, EE.UU., que decidió dejar la religión para dedicarse a OnlyFans.

En entrevista con el diario The Mirror, la joven explicó que desde que era una niña siempre le dio curiosidad la sexualidad.

Por lo que en la adolescencia se les escapaba a sus padres para verse con hombres de su edad, bajo el argumento de que iba a la iglesia.

“No me escapaba para beber o salir de fiesta, solo quería ser amada y apreciada sexualmente (…) No me permitían usar maquillaje o ropa provocativa y la comunidad tampoco aprobaba las redes sociales ni las citas”, expresó Nala Ray, hija del pastor que abrió OnlyFans.

Para aquella época sus papás le permitieron atender un restaurante en un centro comercial, trabajo que le encantaba.

“Me encantaba ver a toda la gente coqueteando, en citas y vestida con faldas cortas y blusas ajustadas. Incluso solía quitarme el sostén debajo de mis camisas. Era tan obvia con mi sexualidad. Incluso entonces, como hija de un pastor de 16 años, sabía que el trabajo sexual sería mi vocación”, dijo.

 

 

 

 

A los 18 años, Nara Ray, hija de un pastor, se mudó con su familia a Florida donde comenzó a subir fotos semidesnuda a Instagram, hasta que en 2019 una amiga le recomendó abrir OnlyFans.

La plataforma de suscripción le permitió ganar 85.000 dólares en su primer mes.

Actualmente, OnlyFans le produce una ganancia mensual de 330.000 dólares, unos 1.260 millones de pesos.

Las ganancias en OnlyFans hicieron que Nala Ray, hija del pastor que no estuvo de acuerdo con su profesión, comprara una lujosa mansión en Los Ángeles.

Sus padres aún le insisten que regrese a la iglesia, pero la joven está muy feliz con su vida.