La influencer La Segura mostró por primera vez las cicatrices que le dejó varias balas perdidas y que hicieron que perdiera la movilidad de su cuerpo.

Fue en noviembre de 2013 cuando la mujer fue alcanzada por las balas cuando estaba realizando domicilios de su negocio de comidas.

A través de sus historias de Instagram, La Segura se subió la camisa para enseñar las cicatrices que le dejó las balas.

Un brazo y la espalda fueron los lugares más afectados de la influencer.

“No, no me interesa borrar las cicatrices ni mejorarlas porque eso me recuerda lo que Dios me ayudó a superarlos”, indicó la influencer.

 

Publicidad

 

Una de las balas perforó su pulmón y otra llegó a su columna, esa última hizo que la joven perdiera parte de su movilidad.

La Segura, que se sometió a varias cirugías para extraer las balas, volvió a caminar gracias a la constancia de unas terapias a las que se tuvo que someter.

Aunque las balas fueron extraídas, a la ifluencer le quedó algunas secuelas debido a la gravedad de las mismas.

“Cuando camino mucho me duele los pies, la columna o se me inflama con facilidad el nervio ciático”, les dijo la mujer a los seguidores.