El duro momento que vivían los familiares de Jorge Oñate no fue impedimento para que los ladrones hicieran de las suyas.

Desde el pasado 28 de febrero, día de la muerte del cantante vallenato, cientos de personas lo han despedido y hecho un homenaje a su legado musical en Colombia.

Su familia es quien más ha sufrido la pérdida de Jorge Oñate, el cual recibió el último adiós en la ciudad de Valledupar y el municipio de Cesar, La Paz, donde vivió gran parte de su vida.

Sin embargo, varios de sus allegados fueron robados mientras estos asistían a su funeral. Así lo reveló una emisora nacional quien señaló que Bernardo ‘el Chino’ Zuleta, cuñado del artista, fue víctima de la delincuencia.

Al parecer,  mientras los familiares de Jorge Oñate estaban en su funeral, los ladrones entraron a su vivienda y se llevaron dinero, computadores y celulares.

“Yo estaba en el sepelio cuando me llamaron unos vecinos a decirme que la casa tenía la puerta abierta. Cuando voy, encuentro que forzaron la cerradura, violentaron también la ventana y de a poco vemos todo lo que se llevaron: un dinero de mi hija que había llegado de Barranquilla, fue de lo primero que notamos”, señaló en dicho medio.

Dicho caso de delincuencia se registró en La Paz, municipio del Cesar.

Además de esto, un nieto del cantante Jorge Oñate también fue víctima de los ladrones, quienes le robaron un celular que ya fue recuperado.