El video de dos niñas peleando en medio de un cumpleaños es viral en internet, pero pocos saben el verdadero motivo que llevó a una de ellas a apagar la vela y amargarle la fiesta a su hermana.

Las protagonistas del video, que se grabó el pasado domingo 18 de octubre en la ciudad de Pato Branco, en Brasil, son Maria Eduarda (la cumpleañera) y Maria Antônia (la aguafiestas).

La actitud de la pequeña pícara, a quien no le importa que su hermana la mechonee delante de su familia, ha provocado opiniones divididas.

Aunque la mayoría de reacciones han sido de risa, algunos piensan que se trata de un video que promueve la violencia entre los niños. Por eso, la familia de las niñas tuvo que salir a aclarar qué ocurrió realmente.

«Estaba celosa»

La madrina de las menores, Gabriela Aureluk, fue quien publicó originalmente el video en Instagram, sin pensar que en poco tiempo iba a terminar en grupos WhatsApp, traspasando todas las fronteras.

Publicidad

«Lo publiqué en Instagram y luego un amigo me dijo: desbloquea tu perfil, toda mi familia quiere verlo», dijo Aureluk en una entrevista con el periodista, Hugo Gloss.

Sobre el motivo de la pequeña, la madrina afirmó al portal de noticias G1 que se trató de una «pelea de niños, típica entre hermanos».

«Como era el cumpleaños de la menor, la mayor estaba celosa, es normal», agregó.

Aureluk cuenta que las pequeñas «se la llevan super bien», pero ese «domingo, durante la fiesta, los regalos y abrazos eran para la menor, y ella (la mayor) se hizo a un lado, entonces comenzó a ponerse celosa».

¿Qué pasó después de la pelea?

Como se ve en el video completo, Maria Antônia (la mayor) se fue a llorar, porque todos empezaron a reírse y ella cree que la niña se avergonzó; mientras Maria Eduarda se puso feliz en segundos, soplando la vela en varias ocasiones.

La madrina de las niñas concluyó su relato indicando que tuvieron que calmar a la mayor: «Ella regresó, la ayudó a cortar el pastel, es una relación de hermanas. En un momento se están cacheteando y en otro se están abrazando».

Por su parte, Marines dos Santos Fernandes, madre de las pequeñas, agregó que María Eduarda dio la primera rebanada de pastel para su hermana y resultaron jugando «toda la fiesta».

Preocupada por la viralización del video, la mujer expresó que nunca tuvo la intención de que más personas lo compartieran, ya que era para mostrarle solo a los familiares que no habían podido asistir a la celebración.

«Estamos preocupados con la reacción negativa de todo el mundo», dijo Marines ante la ola de críticas y comentarios negativos.

Por eso, finalizó asegurando que Maria Antônia es una niña «dulce» y que su familia «no fomenta la violencia de ninguna forma».