El hogar de paso que recibió a los animales procedentes de Valledupar aseguró que varios de estos gatos estaban muertos y en condiciones lamentables.

Un impactante hecho se registró en las redes sociales durante las últimas horas, luego de que la fundación llamada ‘Por amor a Rocky’ ontara la dura situación a la que se enfrentaron unas personas que recibieron a varios de estos animales enfermos.

En principio, el hogar de paso señaló que 400 gatos habían sido trasladados desde Valledupar hasta Bogotá en un camión; debido a las precarias condiciones en las que fueron transportados, varios de ellos estaban muertos o necesitaban ayuda médica, lo que alertó a varias personas en redes sociales.

“Nos reportaron un camión que venía de Valledupar con 400 gatos y acudimos inmediatamente. 30 de ellos estaban muertos y ya enviamos otros 30 agonizantes a las veterinarias. Una gata tuvo a sus bebés en un guacal y todos ellos murieron”, señalaba dicha fundación.

Tras el revuelo que causó la noticia, dicha entidad aclaró que no eran 400 los gatos que se trasladaban en este camión, brindando información más clara sobre este triste hecho; sin embargo, la mujer que recibió los gatos confirmó que varios de ellos estaban muertos, mientras que a los otros los pretendían vender.

“Una gata parió, pero los bebés desafortunadamente estaban muertos (…) se encuentran partes de gatos, patas, cola, prácticamente me atrevo a decir que los iban a vender porque escuché: ‘ese gato que está bien vale 80 mil pesos”, afirmaron las jóvenes que recibieron los gatos.

Horas después, dicha fundación publicó un mensaje aclarando lo que había pasado con los gatos.

En el comunicado, se confirma que al momento de encontrar los gatos estos se encontraban hacinados en los guacales, llenos de orina y heces fecales; además, estaban mojados, ya que habían sido trasladados por más de 18 horas en un camión de platón y sin ningún tipo de protección ante la lluvia.

“A medida que empezamos a revisarlos, pudimos verificar que el número de gatos allí presentes no era como 400, como nos habían informado, sino aproximadamente 186 de los cuales aproximadamente 42 estaban muertos”, confirmaron los rescatistas.

Tras contar las acciones de ayuda que estaban tomando con estos animales, aseguraron que las personas que estaban transportando a los felinos huyeron con los gatos muertos y con, aproximadamente, 60 gatos vivos.

Finalmente, recriminaron la manera en cómo fueron transportados los animales y solicitaron ayuda para darle un hogar a estos felinos.