En medio del escándalo, el holandés que paseó a una mujer “en bola” y amarrada por el sector exclusivo de El Poblado, en Medellín, presentó unas absurdas excusas para validar su acto.

Según el supuesto influenciador, él solo estaba gastando el dinero que trae desde su país de origen.

“¿Quieres la verdad? Ando todos los días regalando el dinero que hago en Europa?”, explicó el extranjero a Juanita Cobollo, directora de la Corporación Provenza que lo increpó.

Según el foráneo, quería demostrar que una personas como él puede caminar en Medellín sin que lo amenacen.

“Te estoy dando papayas libres en las calles para mostrar a la gente que un rubio como yo puede andar aquí sin que me amenacen, sin que me maten”, agregó el holandés.

Al escuchar su justificación, la mujer que graba le pregunta si le parece bien lograr su cometido con “una prepago en bola, explotando una mujer”.

El extranjero responde que no era su intención: “Lo siento, eso no era mi intención, amor”.

“Colombia es más que eso. ¡Eres un sinvergüenza!”, le responde la señora que lo grababa.

Este es el video con las absurdas excusas del ciudadano holandés:

Mientras tanto, diferentes organismos gubernamentales están estudiando la posibilidad de deportar al foráneo por sus actos bochornosos en Medellín.

“Hemos pedido a Migración que expulse al holandés que vino a dañar la imagen de Medellín y a maltratar a las mujeres”, señaló el alcalde Daniel Quintero.