Luisa Fernanda W y Pipe Bueno se fueron de rumba el fin de semana con su hijo Máximo.

La pareja quiso celebrar San Valentín en familia en un establecimiento comercial al son de mariachis y licor.

Por lo que Luisa Fernanda W llevó a Máximo en un coche para el momento en que el bebé se durmiera en plena rumba.

Y así fue, al cabo de un rato, el hijo de la influenciadora y el cantante se quedó dormido y pese a la música a alto volumen jamás se despertó.

Incluso, hasta le dio tiempo para que su padre, Pipe Bueno, cantara algunas canciones.

«No le importa el ruido», expresa  la influenciadora sobre su hijo que estaba dormido en el coche.

 

 

Foto: Instagram @pipebueno

 

Aunque la rumba realmente se trataba de un evento familiar, muchos criticaron que Luisa Fernanda W llevara a Máximo.

Entre tanto, otros cuestionaron que los padres no protegieran al bebé contra el coronavirus, pues era un sitio cerrado y además asistieron otras personas.

“No lo están protegiendo del COVID-19”, “el lugar apropiado es donde esté la mamá”, “más que llevarlo de rumba, deberían cuidar al bebé del COVID-19” y “la gente sí critica”, fueron los comentarios que le dejaron.

Pese a todas las críticas, la familia disfrutó de la celebración a la que asistieron con algunos amigos.

 

 

Foto: Instagram @luisafernandaw

 

El video de Luisa Fernanda W de rumba con Máximo y Pipe Bueno: