El actor venezolano, César Manzano, fue víctima de la delincuencia en Bogotá tras ser objeto de un atraco.

A través de un extenso mensaje, el hombre contó que lo que le sucedió pasa una vez en un millón, debido a que recibió un disparo en su rostro al que sobrevivió de manera insólita.

Los hechos ocurrieron en Bogotá, mientras este se encontraba haciendo ejercicio en los cerros de la capital.

“Me atracaron bajando de la montaña, un joven que se notaba muy drogado, con revólver en mano, me llevó por caminos mientras crecía en mí la sensación de que todo iba a terminar muy mal. No se si fue por eso o por una ira tremenda que me invadió de pronto, que me lancé encima de él y comenzamos a forcejear por el arma tal cual como una escena de película de acción”, señaló César Manzano.

Tras esto, afirmó que, junto al atracador, cayeron por una loma; sin embargo, el delincuente se puso primero en pie.

Publicidad

“Alcancé a ponerme de rodillas pero ya el joven estaba parado a mi lado, me dio un cachazo en la cabeza, luego otro, y luego otro, la sangre comenzó a bañarme la cara, ahí sentí que había llegado el final”, esto llevó al hombre a pensar lo peor y a despedirse de sus hijas en medio de ese momento en el que estaba seguro que acabarían con su vida.

Arma defectuosa

“El joven me apuntó a la cabeza y sonó un disparo sordo, salió mucho humo del arma, olió a pólvora, pero no sentí nada, miré al joven que cambió su expresión, su mano comenzó a temblar y volvió a activar el gatillo una, dos, tres, y cuatro veces pero el arma solo hacía “click””narró el actor.

Tras estos fallidos intentos de acabar con su vida, Cesar Manzano contó que al quinto intento de disparo, la bala salió del arma hacia su cara.

“En el quinto intento sonó un disparo, sentí la trayectoria de la bala que se doblaba en el espacio y sentí una quemadura en la cara, como si me hubiesen echado fuego en la boca. Se hizo un leve silencio entre los dos antes de que ambos corriéramos en direcciones contrarias, me tomó como una media hora bajar la montaña con la sangre entorpeciéndome la visión, extenuado, mareado, pero sorprendido de lo que me acababa de pasar”, relató el actor.

Finalmente, este afirmó que esto se trató de algo más que un milagro, calificando como toda una bendición este hecho.

“Dios me dio una segunda vuelta, y la pienso honrar llenando de luz y amor todas mis acciones, es así de simple”, finalizó.

Mira la historia completa en las siguientes publicaciones: