Una vigilante que hace parte del equipo de vigilancia de un almacén de Carulla ubicado en Bogotá fue la protagonista de un ataque discriminatorio contra clientes venezolanos.

Desde que en los últimos años aumentó la llegada masiva de ciudadanos del vecino país a territorio colombiano, los ataques racistas y xenofóbicos hacia estas personas siguen presentándose distintas partes del país.

Así se evidenció en un video que fue grabado hace pocos días en un supermercado Carulla, ubicado al norte de Bogotá.

Mientras que un par de clientes venezolanos se disponían a salir del lugar con sus compras, la vigilante del lugar los trató de mala manera, desempacando sus productos y contando uno por uno las cosas que estos se estaban llevando del lugar, a pesar de que todo se reflejaba en la factura.

La actitud de la mujer generó el rechazo de los compradores, quienes decidieron grabarla para exponerla en redes.

“Esta es la señorita del Carulla de la 140 revisándonos porque se molesta cuando le digo que por qué a los demás clientes no los revisa, solamente a nosotros”, señala el cliente.

Ante esto, la vigilante responde “ustedes tienen su historia”, haciendo referencia a que el par de hombres son ciudadanos venezolanos.

“¿Y los colombianos no tienen historia, si son los peores de la droga?”, responde uno de los compradores”, a lo que la mujer respondió: “Bueno y si somos drogadictos ¿qué haces aquí?… ¿por qué no te devuelves?”. 

Finalmente, la mujer se niega a volver a empacar los productos en las bolsas de donde los retiró, no sin antes recordarles a los venezolanos que “prefiere comer mierda aquí (en Colombia) que en otro país”.

 

Respuesta Carulla

El almacén involucrado emitió un comunicado en donde lamenta lo sucedido, afirmando que ya se tomaron medidas al respecto.

“El incidente sucedió el sábado 5 de junio; a las siguientes horas nos comunicamos con la persona, le pedimos excusas, le aclaramos lo sucedido y le explicamos que se trataba de un error de una de las vigilantes contratada por medio de un servicio tercerizado, y por supuesto no de una política de la marca. Hemos iniciado un refuerzo de nuestro programa de seguridad con amabilidad para evitar que hechos como estos se vuelvan a presentar”, señaló el supermercado.