Aunque muchos negocios han caído en época de cuarentena, otros tantos han resurgido y el de vender fotos de pies es uno de ellos.

Puede sonar extraño, pero sí. A usted le pueden pagar al tener fotografías que muestren unos pies bonitos, delicados y lo que algunos considerarían «sensuales».

El tema es que más o menos desde finales de marzo, cuando empezó la cuarentena, se empezaron a incrementar las búsquedas de venta de fotos de pies en Google, en Colombia.

Aparentemente estaría motivado por las redes sociales en las que muchas personas han hecho tutoriales de cómo se puede obtener dinero solamente posteando imágenes de pies y, en momentos donde muchos se han quedado sin ingresos, puede ser una opción atractiva y económica.

Son varios los casos que se exponen en redes y de todas las nacionalidades, como el de esta chica argentina que cuenta paso a paso lo que se debe hacer y cómo llegó a descubrir lo rentable que era y todo empezó porque en una imagen viendo TV salieron sus pies:

“Me empezó a seguir más gente que le gustaban los pies… Más de 30 mil en Instagram. Me pedían que vendiera (…) Empecé a hacerlo. Para mí son pies, no significa nada. Es como una mano. Y necesitaba plata para irme de mi casa. Empecé a ahorrar”.

Publicidad

Otro caso es el de una canadiense Jessica Gould, más conocida como Miss Scarlett Vixen, que cuenta con más de 12 mil seguidores en Instagram de los cuales muchos le pagan muy bien solo por sus pies.

En una entrevista que Metro le hizo, reporta que todo empezó cuando encontró un anuncio de modelos para Foot Fetish Magazine y notó lo rentable que era el negocio, gracias a aquellos que empezaron a pedirle imágenes específicas o en ciertas poses, de sus pies.

Y es que de acuerdo con el sitio Mens Health, en un estudio realizado una de cada siete personas tienen atracción por los pies: 5% de mujeres heterosexuales, 18% de hombres heterosexuales, 11% de mujeres lesbianas y bisexuales, 21% de hombres homosexuales y bisexuales.

Aunque no hay un origen o razón específica por la que alguien tenga el fetiche con los pies, se cree que puede estar relacionado con relaciones sexuales que incluyeron esta parte del cuerpo, especialmente, para la estimulación.

¿Hay riesgos?

Claramente, como cualquier tipo de negocio ‘fácil’ puede ser víctima de engaños, estafas y quizá hasta solicitud de imágenes con fines sexuales, que podrían terminar en tráfico sexual, de no tener las precauciones suficientes.

¿Es legal vender fotos de pies?

Como cualquier otro negocio, hasta el momento, no se conocen de casos o restricciones por publicar imágenes de este tipo. Lo que sí recomiendan es que sean mayores de edad, conscientes y responsables de lo que hacen, además de tener cuentas bancarias donde les hacen las transferencias de dinero.

¿Cuánto pagan?

Esto depende del tipo de la foto y de la «experiencia» que se tenga, según reporta la información de las chicas que aquí mencionamos. Aparentemente puede ir desde $5 dólares, hasta los $30 en adelante.

¿Quiénes las compran?

Como lo mencionamos anteriormente, todos aquellos que sienten una atracción por los pies o se consideran «podófilos».