Desde pequeños, en el colegio, sobre todo, era famoso el dicho “no existen preguntas estúpidas”; aunque sí existen, solo que la persona no debía sentirse mal por tener una inquietud; ahora, un restaurante decidió que, si el cliente no se va a sentir mal, al menos le tocará pagar por hacerla.

El famoso restaurante Tom’s Dinner, en Denver Colaborado, se volvió viral, luego de que se conociera la imagen del recibo de un cliente, en donde, además de cobrarle la comida, también le cobraron por hacer una “pregunta estúpida”.

En la imagen se observa que a uno de los comensales, además de cobrarle el pollo $11dólares, el café $3 dólares, le tocó pagar 38 centavos de dólar por hacer la pregunta estúpida y aunque en internet, varios usuarios pensaron que era una broma, el mismo restaurante lo confirmó.

Resulta que el restaurante tiene un curioso menú, en el que les advierte a las personas que se le podría cobrar por hacer preguntas que parecen burla. De hecho, en una entrevista el gerente Hunter Landry a TODAY Food, le dijo que había gente que preguntaba “¿Tiene el hielo agua?»

Publicidad

El humor negro de este restaurante es famoso y otra de las curiosidades que tiene la carta es que, por ejemplo, en la sección de comida saludable, hay unas opciones que dicen: “omita su próxima comida” (es gratis) y «camine a casa» («no tiene precio»).

No obstante, La persona que compartió la foto en la red social Reddit, no reveló cuál fue la «pregunta estúpida», específicamente, condujo al cargo.

De acuerdo con Fox News, Tom’s Diner, que ha sido llamado una «institución» por sus admiradores, y recientemente fue «oficialmente incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos».