Con pruebas contundentes, la joven denunció una cuenta de TikTok que buscaba aprovecharse de su hermana y de más menores de edad.

A través de redes sociales, una joven identificada como Carolina Hernández contó la historia de cómo un presunto abusador se hace pasar por estrella infantil para lograr su cometido.

«Mi hermana de 8 años casi cae en una red de pedofilia. Y la única manera en la que se puede hacer algo es difundiendo esto en redes sociales, es demasiado fácil caer en esto y no quiero que ni un solo niño mas caiga», escribió junto al primer video en el que cuenta lo que ocurrió.

Allí, Carolina demostró que la persona detrás de la cuenta @karol_sevillaluna2, la cual está desactivada, engañaba a los niños a través de supuestos concursos y regalos que no existían.

Luego de intentar hacerlo con su hermana de ocho años, quien le contó a sus padres, la familia de la menor y la policía se dieron a la tarea de hacerse pasar por otra niña y entablar comunicación con el abusador.

Publicidad

Tras lograrlo y tener su confianza, la persona detrás de dicho perfil comienza a pedir videos quitándose la ropa, en posiciones sexuales y otras barbaridades.

Videos de más de 20 segundos, bailes de ‘twerking’ y mostrar las partes íntimas son parte de los «retos» que el pedófilo le dejaba a la supuesta menor.

A pesar de la investigación y de las pruebas, Carolina aseguró que no se logró dar con el paradero del dicha persona ya que todo quedó en «tentativa», razón por la que hace un llamado a los padres de familia para evitar este tipo de abusos.