La exseñorita Colombia, Taliana Vargas, ha provocado una controversia en redes sociales por un video en el que besa en la boca a su hija, Alicia, en repetidas ocasiones.

La modelo se ha destacado por mostrar en sus redes todo el proceso de su embarazo, así como el crecimiento y esos momentos de felicidad que le ha traído su hija.

Pero en el último video las opiniones fueron muy divididas. Mientras unos alabaron la ternura de las imágenes, otros sintieron estupor al ver cómo Taliana Vargas posaba sus labios en los de su bebé.

Quienes no estuvieron de acuerdo señalaron que hay alto riesgo de transmitirle una infección a la bebé.

«En la cavidad oral hay bacterias y contaminación», «señora no es morbo, es por la salud de los bebés», «a mi hija le dio un virus llamado ‘Epstein barr’ o conocido como el ‘virus del beso’, que le causó una mononucleosis», fueron algunas de las críticas.

Otros hicieron énfasis en que besar en la boca a un bebé puede desencadenar en un futuro abuso, por ser una zona erógena.

Publicidad

Pero a juzgar por los comentarios de varias personas que afirmaron hacer lo mismo con sus hijos, la práctica es muy generalizada en Colombia.

Riesgos de besar a un bebé en la boca

Un recién nacido que recibe estas muestras de afecto se expone a virus y bacterias, que incluso pueden llegar a comprometer su vida.

El diario El Tiempo citó en un artículo de su sección de salud el caso de una bebé de 18 años de nacida, quien murió porque contrajo una meningitis debido a que una persona cercana la besó.

Bonnie Maldonado, especialista en infecciosas pediátricas fue citada por el mismo medio impreso, y señaló que «hay infecciones para las que definitivamente el organismo de un recién nacido no está preparado», por lo que una gripe normal para un adulto, puede ser mortal para un bebé.

Por otro lado, algunos psicólogos infantiles que consultó el diario bogotano señalaron que estas muestras de afecto los expone a riesgos de abuso sexual.

«Esto puede hacer pensar a los niños que pueden besar o dejarse besar de cualquier persona (…) Por lo tanto, lo mejor es enseñar a los niños desde pequeños cuáles son los límites y dejarles claro que este tipo de demostraciones, socialmente, están reservadas únicamente para el vínculo de la pareja», explicó la psicóloga infantil Gloria Alfonso Garcés, al periódico El Tiempo.