La cinta erótica 365 días ha sido todo un ‘boom’ en redes sociales, desde que Netflix la estrenó en la segunda semana de junio. La crítica la acabó, pero quien sin duda ganó fue el actor italiano, Michele Morrone.

A pesar de que la película consiguió una rotunda calificación de 0% en Rotten Tomatoes y de estar llena de clichés machistas y de romantizar las relaciones tóxicas o el secuestro, ‘365 días’ se ha catapultado como una de películas más vistas de la plataforma.

¿Por qué si es tan mala es tan vista? La respuesta está en las escenas que rayan entre lo erótico y pornográfico de los protagonistas del filme que cuenta como un mafioso italiano (Morrone) encierra a una Laura (Anna Maria Sieklucka) durante un año para que se enamore de él a base de sadomasquismo y humillaciones.

Pero, dejando de lado lo “perversa” que es la cinta, lo cierto es que el nombre del italiano MIichele no ha pasado desapercibido y su Instagram cada día suma y suma millones de ‘likes’.

Actor, cantante, exesposo y hasta jardinero

Michele Morrone está por cumplir 30 años este año y, aunque ha actuado en producciones italianas en cine y teatro como la miniserie de la familia ‘Medici’ junto Richard Madden, fue hasta el estreno de ‘365 días’ que la popularidad del actor llevó a la obsesión de millones de mujeres en todo el mundo.

El éxito tocó sus puertas este año; sin embargo, no todo ha sido un “jardín de rosas” para este guapo actor, quien superó una etapa de profunda depresión que hace casi dos años lo llevó a alejarse de los sets de rodaje.

“Hace un año y medio estuve a punto de dejarlo todo. No quería actuar más. Me encontraba en un grave estado de depresión después de divorciarme de mi mujer”, confesó a través de una publicación de Instagram el actor italiano de 29 años.

El italiano estuvo casado con la diseñadora libanesa Rouba Saadeh, madre de sus dos hijos: Marcus y Brando, pero su relación duro solo cuatro años.

Foto: Instagram @roubasaadeh)

Morrone quedó destrozado y reveló en una entrevista para el programa Storie Italiane que lidiar con el duelo de la separación no fue fácil, pues, además, tuvo que enfrentar el cambió de dinámica con sus hijos, quienes se mudaron a Beirut (Líbano) a vivir con su exesposa.

De acuerdo con medios italianos, la tristeza fue tan fuerte para Morrone que perdió las fuerzas para seguir luchando por su carrera, y se quedó sin dinero y sin trabajo. Al no tener ingresos, trabajó como jardinero en una villa retirada de Italia.

Encontré trabajo como jardinero en un pueblo remoto de 1000 habitantes porque no tenía más dinero en mi bolsillo. Pero la vida es extraña, cuando estás abajo, el destino pone el tren correcto enfrente de ti, y si eres fuerte, puedes tomarlo. Siempre cree en ti. Siempre”, escribió en Instagram.

No obstante, Michele es cantante y colaboró en el soundtrack oficial de ‘365 días’ pero no solo eso, sino también tiene un álbum titulado ‘Dark Room’ que ha promocionado en sus redes gracias al éxito de la película.