En redes sociales está circulando un video grabado por una cámara de vigilancia en el que se observa cómo un grupo de presos en una cárcel intentan contagiarse deliberadamente del nuevo coronavirus Covid 19.

En el video se ve a varios hombres bebiendo de una sola botella de agua caliente por dos razones: para elevar falsamente su temperatura oral momentos antes de que una enfermera les tomara la temperatura y para propagar el potencial de infección y así pedir su libertad.

El hecho ocurrió en la cárcel North County Correctional Facility, en el poblado de Castaic, en el condado de Los Ángeles, California (Estados Unidos).

Según explicó el sheriff Álex Villanueva, en una conferencia de prensa virtual, en el video, que se ha viralizado, también se puede observar cómo los presos tomaban turnos para respirar a través de un mismo tapabocas.

“Había mucho espacio para observar el distanciamiento físico, sin embargo, los hombres optaron por interactuar cerca uno del otro, haciendo obvias sus intenciones”, aseguró el sheriff Villanueva en la conferencia de prensa.

Publicidad

Debido a estas acciones deliberadas de los presos, 21 hombres dieron positivo para COVID-19 en una semana.

No obstante las autoridades recalcaron que hubo un gran malentendido entre la población de presos llevó a muchos a creer que los diagnosticados con COVID-19 pueden ser liberados, lo que no es cierto.