Los policías aseguraron que la mujer iba acabar con su vida porque no tenía forma de alimentar a su familia.

Un impactante hecho se vivió en el municipio de Ciénaga, Magdalena, luego de que varias personas presenciaran un intento de suicidio.

La mujer, identificada como Mariel Ariza de 33 años de edad, amenazó durante varios minutos con saltar de un puente para acabar con su vida.

“A mí nadie me quiere, me quiero morir”, gritaba dicho personaje quien estaba sobre el viaducto de la Troncal del Caribe, ubicado sobre la línea del tren.

Ante esto, dos integrantes de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Santa Marta, dialogaron con ella para persuadirla de su situación.

Los uniformados aprovecharon este acercamiento para tomarla de los brazos y salvarle su vida.

Publicidad

El diario ‘El Heraldo’ aseguró que la madre cabeza de familia tiene tres hijos de 6, 8 y 12 años, a quien no tiene cómo alimentar, razón por la que iba a tomar esta decisión.

De acuerdo con los patrulleros, su situación económica y familiar, además de la falta de empleo y oportunidades, la llevaron a intentar acabar con su vida.

Según el medio mencionado anteriormente, la mujer fue internada en la clínica Insecar en donde se le ofrecerá un tratamiento.