Una pareja en Nueva Jersey, Estados Unidos, demandó la clínica de fertilidad en la cual realizaron inseminación artificial para concebir a su hija debido a que la institución se equivocó de esperma.

El Instituto de Medicina Reproductiva y Ciencia de Saint Barnabas en Nueva Jersey fue la institución, que, según el Diario Crónica, se encargó de realizar el proceso luego de que la pareja no pudiera lograr embarazarse naturalmente.

Lee también: Estas son las señales que te indican que serás millonario

El proceso fue exitoso y una bebé nació algunos meses más tarde. Cuando la pequeña cumplió dos años, los padres empezaron a notar que tenía “rasgos asiáticos”, algo que no comparte con ninguno de sus supuestos progenitores.

El abogado de la pareja, Dave Mazie, indicó que una prueba de ADN fue realizada a la pequeña y no hubo coincidencia con el padre.

Lee también: El final de Fatmagul que nunca se había visto en Colombia

Según cita el medio argentino, la pareja se vio tan conmocionada por esta noticia que terminó divorciándose a finales de agosto por lo que decidieron demandar a la clínica en busca de una indemnización económica ya que gastaron más de 500.000 dólares en el procedimiento. Sin embargo, aseguran que aman a su hija, pero que los efectos del “error” de la clínica causó “gran dolor y sufrimiento”.