Luisa Fernanda W dejó ver nuevamente su cuerpo, dos meses después del nacimiento de su hijo, Máximo.

La celebridad digital lució un bikini rosado, con el que demostró que el embarazo no dejó secuelas en su cuerpo.

Sus seguidores le preguntaron cómo había hecho para quedar sin estrías, algo muy común por el proceso de embarazo.

«No me quedaron estrías porque me cuidé. Yo les mostré las cremas y aceites que usé», dijo Luisa.

Además, agregó que su mamá y su abuela, quienes tuvieron varias hijas, tampoco quedaron con estrías.

Sin embargo, señaló que esas secuelas son parte del proceso. «Uno no debería acomplejarse por eso, ni por la celulitis. Todo tiene manejo», aseguró.

Publicidad

Este el video en que la creadora de contenidos digitales luce un bikini para demostrar que su cuerpo no sufrió secuelas por el embarazo.

Por otro lado, Luisa Fernanda W dio a conocer nuevas fotos y videos de Bills, su nuevo gato esfinge que ya es sensación en redes sociales.

La celebridad digital ya creó un perfil en Instagram del felino, el cual en solo 10 horas ya tenía más de 27 mil seguidores.

El nuevo gato de Luisa y Pipe Bueno no gustó mucho entre los seguidores, pero la pareja lo defiende.

«El gato es un regalo de Navidad que nos hicieron (…) muchos les parece feo, pero la personalidad de estos es divina. Muy asombroso».