Kathalina López, la mujer que protagonizó un video para adultos en el transporte MÍO de la ciudad de Cali, hizo una publicación para defenderse de las críticas.

«Estoy aquí para contarles la verdad detrás de la realización del video que hice en el transporte público», empezó diciendo la actriz.

La también modelo web cam afirmó que ningún trabajador de la empresa de transporte fue cómplice de la grabación y que todo se trató de un producción «autónoma».

«Somos profesionales en lo que hacemos, antes de grabar el video tuvo una producción, se hizo estudio de las rutas, se grabó en diferentes horarios, estaciones y días», aclaró López.

Asimismo, aseguró que para el video se tuvieron en cuenta las medidas de bioseguridad por la situación sanitaria del país.

Finalmente, Kathalina expresó sus disculpas hacia la ciudadanía y todo aquel al que se le hirió su «susceptibilidad», justificando que el único fin era proporcionar entretenimiento.

«Quiero contarles que una vez que nos dimos cuenta de que el video había herido susceptibilidades, tomamos la decisión de bajarlo de nuestra plataforma», añadió.

¿Habrá consecuencias?

Vale la pena recordar que autoridades como el Concejo de Cali y las directivas de MÍO, han pedido un castigo ejemplar para las personas que participaron en el video por ser un comportamiento «reprochable».

Asimismo, normas como las que establece el Código de Policía señalan que los exhibicionismo en sitios públicos pueden acarrear cuantiosas multas.

En este caso, el castigo económico puede ser la sanción tipo 3, que establece una multa de 16 SMDLV, alrededor de $468.161 según los parámetros para el presente año.