Hace poco, empezó a circular nuevamente una publicación en Facebook sobre una muñeca Barbie para que los niños «jueguen con el aborto», algo que ha generado estupor en redes sociales.

Sin embargo, las imágenes muestran un diseño creado por un artista para burlarse de una política estadounidense en 2014. Incluso Mattel, fabricante de Barbie, desmintió tener algún tipo de participación en la elaboración de la figura.

«No es mentira, es un juguete Barbie de aborto que vendan juguetes para niñas para que jueguen con el aborto, ¿no lo ven algo macabro y antinatural?», afirma erradamente una reciente publicación en Facebook del 30 de junio pasado.

La misma foto circula en esa red social al menos desde noviembre de 2018 y ha sido compartida cerca de 1.000 veces en total, siempre con afirmaciones similares. Algunas de estas publicaciones también incluyen una foto en la que se ve al supuesto juguete en una estantería junto a otras muñecas.

Publicidad

El origen

La agencia AFP hizo una búsqueda de la primera imagen en la plataforma TinEye, arrojando como resultado más antiguo un artículo del 22 de mayo de 2014 del periódico estadounidense San Antonio Express-News, que menciona a Wendy Davis, entonces candidata demócrata a gobernadora del estado de Texas.

Allí se cuenta que una mujer llamada Kathryn Stuard pagó a un artista para crear una serie de carteles colocados en la vía pública para burlarse de Davis.

Según el medio local, Stuard reconoció que «donó una cantidad no revelada al artista callejero conservador ‘Sabo’ para crear los carteles, que retratan la cara de Davis sobre una muñeca Barbie semidesnuda con un feto expuesto en el útero».

Al acceder al canal de YouTube de “Sabo” se puede encontrar, publicado el 12 de agosto de 2014, un video de más de 5 minutos en el que cuenta el proceso de elaboración de la «Barbie abortista».

A partir del minuto 1:27 se ve la visita del artista a una juguetería y las fotos que tomó de su creación junto a otras muñecas de la franquicia Barbie, como se ve en algunas de las publicaciones en Facebook.

Si bien no están disponibles en su web actualmente, las fotos que ilustran las publicaciones virales fueron subidas originalmente a un artículo del propio ‘Sabo’, en el que vendía pósters de la intervención contra Davis realizada en 2014.

La política que inspiró la burla

En 2014, Wendy Davis compitió y perdió con el republicano Greg Abbott por la gobernación de Texas. Durante la campaña, en el año 2013 fue apodada «Barbie abortista» por el escritor y excolaborador de la cadena Fox News, Erick Eriksson, debido a su postura a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

La expresión de Eriksson se volvió tan popular entre los detractores de Davis, que hasta un usuario de Twitter la llamó «Barbie retrasada».

En 2014 la empresa Mattel, que elabora las muñecas de la franquicia Barbie, señaló en Twitter que no estaba involucrada con el desarrollo la muñeca.

«Queremos asegurar que la llamada ‘Barbie Wendy Davis’ no está respaldada, producida o aprobada por Matte».

En conclusión, AFP Factual comprobó que es falso que se estén vendiendo juguetes de una “Barbie abortista”.