La plataforma Uber sorprendió a los colombianos este jueves con la noticia de que reestablecían su funcionamiento en Colombia, lo cual fue celebrado por muchos en redes sociales y rechazado por el gremio de taxistas.

Uber aseguró que volvía bajo un nuevo modelo de funcionamiento que consiste en que permitirá al usuario arrendar un vehículo con un conductor, bajo un acuerdo entre las partes al momento de la llamada.

La aplicación será el punto de contacto que conecta a las dos partes para que entre ellas celebren un contrato y que acabará cuando se termine de usar, un modelo que, como ellos mismos lo anuncian, será temporal, pero que todavía no se ha definido hasta cuándo.

Los cambios con los que llega

El regreso de la aplicación vino cargada con cambios como la prestación de nuevos servicios, los cuales serán cinco.

  • PorHoras: El pasajero puede alquilar un vehículo con conductor y pagarlo por el tiempo que lo utilices.
  • UberYA: Podrá alquilar un vehículo con conductor para poder moverse de manera ágil.
  • Economy: Permite alquilar vehículos con conductor donde podrían estar disponibles modelos menos recientes para alquilar a un precio menor. Disponible solamente en algunas ciudades de Colombia.
  • Comfort: La alternativa premium permite alquilar vehículos más modernos con conductor.
  • XL: Ideal para viajes en grupo. El precio del arrendamiento se puede dividir entre todos.

Ya no aparecen los servicios que antes eran “Uber van”, -que como su nombre lo indica era para un mismo grupo grande de personas- y “Uber pool”, que era el servicio en el que diferentes usuarios tomaban el servicio porque iban por una ruta cercana, pero cada uno pagaba por separado.

Otro de los cambios notorios que vieron los usuarios fue que también se tendrán dos opciones adicionales mientras se usa el servicio. Antes de confirmar el viaje, se podrá escoger si quiere que el conductor le hable o no y la temperatura del aire.

El contrato

Después de que el usuario acepte la tarifa que sugiere la aplicación, la plataforma le pedirá que confirme si acepta el contrato de arrendamiento del vehículo con arrendador y, como es costumbre, muchos confirmarán sin leer.

En Canal1.com.co le pusimos la lupa al contrato y acá le contamos algunas de las condiciones y compromisos que ahora se mencionan con este nuevo modelo y que los usuarios no deberían pasar por alto.

Algo importante que se debe entender es que la persona que pide el servicio será conocido como arrendatario y el conductor, dueño o responsable del carro, será el arrendador.

Empezamos con que el servicio también puede ser cancelado por el conductor en cualquier momento y que usted igual deberá pagar, y así lo dice el contrato.


Cualquiera de las PARTES podrá dar por terminado el presente CONTRATO de forma unilateral dando un aviso previo escrito o verbal, de manera inmediata durante el plazo del arrendamiento, a la otra PARTE. En caso de terminación anticipada de este CONTRATO, EL ARRENDATARIO le pagará a EL ARRENDADOR los valores que correspondan a la ejecución efectiva del CONTRATO”.


Reembolsos o pagos compensatorios

En caso de que se cause, EL ARRENDATARIO deberá reembolsar/pagar los siguientes gastos, los cuales no se encuentran incluidos en el Precio según las siguientes consideraciones:

  • No presentación: Significa la no comparecencia de EL ARRENDATARIO para el uso y goce del Vehículo en el lugar y momento convenidos por las PARTES. En este caso será cobrado por EL ARRENDADOR una suma equivalente a COP$2.700 u otra suma variable acordada oportunamente.
  • Grúa: En los casos en que EL ARRENDADOR tenga que utilizar el servicio de grúa para restituir el Vehículo a un taller, por causas imputables a EL ARRENDATARIO, dicho costo tendrá que ser pagado por EL ARRENDATARIO.
  • Liberación del Vehículo: Si el Vehículo fuera retenido por las autoridades competentes como consecuencia de un incidente por causas imputables a EL ARRENDATARIO, y se requiera del pago de gastos necesarios para la liberación del mismo, estos deben ser pagados por EL ARRENDATARIO, previo a la presentación del soporte correspondiente por parte de EL ARRENDADOR.
  • Infracciones de tránsito: En caso de presentarse infracciones de tránsito durante la vigencia del CONTRATO por causas imputables a EL ARRENDATARIO, y estas sean pagadas por EL ARRENDADOR;
  • Daños imputables al ARRENDATARIO por responsabilidad civil extracontractual.
  • Tanqueo: El Vehículo es puesto a disposición de EL ARRENDATARIO con combustible suficiente para el desarrollo del objeto de este CONTRATO. El precio pagado por EL ARRENDATARIO incluye el costo por combustible.

Un contrato ambiguo

Una de las principales anotaciones que hacemos es que no queda claro cuáles son las “causas imputables a EL ARRENDATARIO”. Es decir, qué podría hacer el usuario del servicio para que le toque pagar la grúa en caso de que el carro se lo lleven a un taller.

Hablamos con Fernando Rojas, experto en movilidad y aseguró que al incluir la categoría imputable abre un espectro enorme para definir responsabilidades. “por un lado, dice que el arrendador responde por el carro. pero por el otro, dice que, si algo pasa, responde el arrendatario”, añadió el experto.


Uber aprovecha cualquier fisura de la norma para seguir al aire. Anuncia algo provisional mientras mide los efectos legales y de servicio que esto puede tener. Mientras tanto, el gobierno nacional no da pie con bola. O se apuran y crean el marco regulatorio o van a crear un enredo gigantesco que perjudicará a los usuarios”, concluyó Rojas con este nuevo modelo.


Por su parte, Diego Silva, profesor de Gestión y Desarrollo Urbanos de la Universidad del Rosario asegura que no cree que las repercusiones del contrato sean un problema para la plataforma y cree que solo es una estrategia para operar en Colombia que es un mercado gigantesco para ellos.

¿Qué responde Uber?

De acuerdo con la Multinacional, como en cualquier alquiler de un bien, si la persona que está alquilando y usando el vehículo comete una infracción o es quien ordena al conductor que cometa la infracción, es responsable por esa multa. De lo contrario, cada caso será evaluado de manera particular.

Eso quiere decir, Quien toma en arriendo (arrendatario) es responsable por las indicaciones que le da al conductor. Si le indica realizar una infracción será responsable de las consecuencias de ésta

Por ejemplo: Si el arrendatario (usuario) solicita al conductor elevar la velocidad por encima de la norma y esto es causal de multa, deberá asumirla.

Y si hay un accidente…

  • Uber como punto de contacto ofrece una póliza de seguro con Allianz que cubre accidentes.
  • Además es responsabilidad del arrendador (quien da en arriendo el bien) tener al día el SOAT.
  • Como en todos los incidentes de tránsito, la autoridad competente es la que decide la responsabilidad de las partes comprometidas