Según un informe de la empresa de ciberseguridad Clario Tech, redes sociales como Facebook e Instagram son las que lideran el ranking de aplicaciones que almacenan más información de quien las descarga.

Teniendo en cuenta que son muy pocos los usuarios que se detienen a leer todas las normas, permisos y acuerdos que solicitan estas redes sociales al instalarse, y la mayoría solo se dispone a aceptarlos sin leerlos, se puede decir que son muchos los que conceden permiso para acceder a información personal y no se dan cuenta.

Por otro lado, vale la pena recordar que cada vez que se abre una cuenta en una de estas aplicaciones, estos programas solicitan información como el nombre completo, el correo electrónico, la ubicación en tiempo real, el número y las interacciones y preferencias.

Te recomendamos: 21 aplicaciones que deberías eliminar inmediatamente de tu celular

Pero, ¿qué sucede con toda la información que guardan estas aplicaciones y qué hacen con ella? Según algunas plataformas y grandes empresas tecnológicas, los datos recopilados los usan para prestar algunos servicios de pauta, sin revelar información exacta del usuario, según argumentan.

Ranking de las aplicaciones que más recopilan información

Publicidad

Según el mismo estudio, son las redes sociales Facebook e Instagram los que ocupan los primeros lugares, con un 70,6% y 58,8% respectivamente. En tercer y cuarto lugar se encuentra Tinder y Grinder que recogen el 55,9 % y 52,9 % de la información que solicitan, según detalla el mismo estudio.

No dejes de ver: Cómo leer mensajes directos de Instagram sin que el otro se entere

Los datos, el petróleo del futuro

Cada vez que un usuario navega en internet y tiene sus diferentes cuentas abiertas, deja el rastro de lo que se llama una huella digital. Esta información sobre las páginas que visita, los videos que reproduce y lo que busca en las diferentes páginas, es lo que guardan las diferentes aplicaciones para su uso luego.

Esta información recopilada la usan diferentes redes sociales y otras aplicaciones para segmentar a los públicos y ofrecerle a algunas marcas una pauta según los gustos y comportamientos de los usuarios.

Es por lo anterior que quizá, si tienes tu cuenta de Facebook abierta y al mismo tiempo en otra ventana estás viendo el precio de un televisor, lo más probable es que cuando vuelvas a ingresar a tu red social te salgan anuncios de televisores en venta.