A medida que avanza la era digital, pareciera que la privacidad es algo que queda cada vez más restringido ya que para acceder a ciertos productos digitales, siempre te piden un registro o el acceso a cierta información. Y resultan en aplicaciones que te pueden espiar.

Lo que muchas personas no saben es que a veces, por el afán, le dan «aceptar» a todo lo que una aplicación móvil pide como condición para ser instalada o para poder usarse.

Y, como del afán solo queda el cansancio, muchas de estas apps que no tienen nada que ver, terminan sabiendo a quién llamaste, en qué restaurante estás ahora, las últimas fotos que tomaste… entre otra información.

Si hubieras leído eso, aún así, ¿la instalarías?

Aplicaciones que no deberías tener instaladas

Cada vez que instalas una aplicación y la usas por primera vez, es el momento en el que te va a pedir unos accesos a los que tú, como usuario, darás o no permiso y que, dependiendo de eso, podría funcionar o no la aplicación.

Si quizá no has notado estos pasos, puedes ingresar a la tienda de aplicaciones (App Store o Play Store) y buscar la app que te genere sospecha. Vas al botón «Acerca de esta app» y al final encontrarás los «Permisos».Una vez allí, verás a todo lo que accede.

Publicidad

Ahora, hay aplicaciones de aplicaciones y cada una maneja su tecnología. Cada una fue hecha con un objetivo específico. Por ejemplo, la #AppCanal1 te pide acceder a la cámara porque de esa manera puedes tomarle foto a tu dibujo, para poder participar en los #AnimesDel1.

Pero hay otras apps que fueron creadas para algo y piden permisos no tienen nada que ver con su funcionamiento: solo quieren acceder a tu información.

Con esto, debes tener mucha precaución con aplicaciones que te pueden espiar de la siguiente manera:

  1. Las que piden acceso a tus contactos: desde juegos, hasta aplicaciones de ejercicios o de lo que menos puedas imaginar; tienen acceso al nombre, número de teléfono y demás información que tengas de tus contactos.
    La pregunta es: ¿para qué, exactamente? Algunas pueden excusarse en que lo hacen para que puedas compartir lo que hiciste en la app, con tus contactos de una manera directa o, para que los invites a usarla.
    Pero, piensa: ¿realmente una aplicación de «lista de tareas», por ejemplo, necesitaría eso?
  2. Las que piden saber tu ubicación: también puede ser cualquiera de las que ya tienes instaladas, pero que no tendría ninguna lógica que quieran saber dónde estás.
    Por ejemplo, si se trata de una de movilidad, es más que obvio que necesitará acceder a este dato… Pero, ¿qué tal aquella que instalaste como linterna? ¿Para qué quiere saber tu ubicación?
  3. Las que piden acceso a tu teléfono: desde generar llamadas, hasta ver el registro del mismo o simplemente acceder al identificador. Quizá aquellas que te permiten saber si una llamada es de telemercadeo y vale la pena contestarla o rechazarla. Pero las otras, ¿por qué?
  4. Las que piden acceso a tus mensajes de texto: muchas usan enviarte un sms como método de verificación, así que esas tendrían quizá una lógica (pero a la vez un riesgo, porque permanece el permiso) para acceder a esta característica.
  5. Las que piden información sobre tu conexión Wi-fi: pareciera inofensivo pero si caes en cuenta de la situación, ¿cuántos dispositivos en tu casa están conectados a la red Wi-Fi?
    Este permiso le daría opción de saber cómo ingresar a esa red y quizá, ingresar a cualquiera de esos celulares, tablets o computadores.

De acuerdo con Panda Security, «la mayoría de estas veces, esos permisos que no responden a una necesidad real de la aplicación para su funcionamiento, sino que sirven para crear un entorno publicitario que se adapte a la ubicación y los intereses del usuario».

«Estos permisos también pueden dar lugar, en el caso de la descarga de aplicaciones maliciosas, a que se produzcan estafas relacionadas con los servicios de llamadas y mensajes premium», continúan los expertos.

Apps que roban tu información

Algunas de las que ya varios expertos han identificado que acceden a información no necesariamente para su funcionamiento, sino para funcionar como aplicaciones que te pueden espiar o de malware, son las siguientes:

  • Stalkeware, muchas veces instalada de manera incógnita en teléfonos de las parejas para saber qué hacen; según explica el MIT.
  • MobileSpy o mSpy
  • Block Site
  • Adblock Prime
  • Speed Booster
  • Battery Saver
  • AppLock
  • Clean Droid
  • Poper Blocker
  • CrxMouse

Todas estas últimas ya identificadas por ser psyware, según denunció El País; y que violan las políticas de privacidad de los usuarios.