TikTok, la red social más descargada de los últimos meses, confirmó la nueva actualización que realizó en su plataforma.

La empresa china anunció que restringió los parámetros de confidencialidad de sus usuarios de entre 13 y 15 años.

Esto ocurre después de que observadores acusaran al algoritmo de la red social de favorecer el acceso a videos sexualizados con menores.

«A partir de hoy, los parámetros de confidencialidad por defecto de todos los usuarios de TikTok de 13 a 15 años pasarán automáticamente al modo ‘Privado’. En concreto, esto significa que solo los seguidores aceptados por esos usuarios podrán ver sus videos», indicó la red social, propiedad de la compañía china ByteDance, en un comunicado.

Además, TikTok también hará que solo puedan comentar los videos de esos usuarios sus únicos «amigos» e impedirá descargarlos.

La plataforma había suprimido sus herramientas de mensajería para los usuarios menores de 16 años.

Adicional a esto, también restringió  la posibilidad de transmitir en directo, y ofrecía, como otras redes, procedimientos de control familiar.

«Estos nuevos parámetros de confidencialidad son herramientas claves no solo para sensibilizar sobre las buenas prácticas en el sector digital, sobre todo en el ámbito de la protección de la vida privada, sino para responsabilizar sobre el uso que hacen de internet», comentó Justine Atlan, directora general de la asociación e-enfance, citada en el comunicado.

Publicidad

Serias acusaciones

En un video difundido en YouTube, un personaje llamado ‘El rey de las ratas’ acusaba a TikTok de favorecer el acceso a videos sexualizados.

Allí demostró que era fácil, a cualquier edad, poder acceder a contenidos ilícitos, como la zoofilia y la escatofilia.

 

«Por un lado, TikTok difunde videos sexis de adolescentes, o incluso niños, a veces rozando la pornografía infantil, a las que los pederastas pueden acceder y, por otro, la plataforma expone a esos jóvenes a contenidos pornográficos», denunció a principios de enero la asociación ‘Les effronté-e-s’, a raíz de esta investigación.

La asociación reclamaba que TikTok revisara su algoritmo, incluyera en sus parámetros una función de control parental más eficaz y que reforzara la moderación de contenidos.

Pese a las estrictas reglas sobre contenidos que sexualicen o exploten a los niños, las redes sociales favoritas de los jóvenes, como Snapchat, TikTok, YouTube o Instagram, suelen ser objeto de críticas por no proteger suficientemente a los niños.