En Boyacá, ingenieros electromecánicos de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC) diseñaron un túnel de desinfección con ozono, el cual fue instalado en el Hospital Universitario San Rafael de Tunja para evitar los contagios por COVID-19.

La cabina ha sido calificada por sus creadores como la «más avanzada en Latinoamérica» ya que usa ozono, que según el ingeniero Cristhian Castro, «es mucho más potente que el cloro y que el alcohol para desinfectar».

La ventaja del túnel creado por la empresa duitamense, Druck, «es que el equipo toma el aire y lo convierte en ozono, y después la descomposición del ozono se convierte en oxígeno», afirmó Castro.

Los emprendedores resaltaron que su idea busca aportar un granito de arena al país, ante el reto sanitario que implica la emergencia provocada por el brote de coronavirus.

¿Cómo funciona?

El túnel de desinfección automático tiene en primera instancia una estación de temperatura, que verifica que la persona no tenga fiebre.

Publicidad

Luego, el usuario pasa por un protocolo en el que tiene que aplicarse gel antibacterial en las manos.

Finalmente, la persona es sometida al proceso de desinfección con ozono que dura alrededor de 10 segundos.

En el siguiente Facebook live, el secretario de Salud de Boyacá, Jairo Mauricio Santoyo, explica con el equipo de emprendedores cómo funciona en detalle el invento.

La cabina fue elaborada en acero y sus paredes están hecha de policarbonato, permitiendo que tenga una alta duración.

Los creadores resaltan que es de fácil armado, de forma que se puede trasladar al lugar en el que se requiera.

El secretario Santoyo también anunció que espera que las próximas cabinas sean instaladas en los hospitales de Puerto Boyacá y Duitama.