El que quiere puede, dice un sabio dicho y si, por ejemplo, hay alguien que te guste, pero no se pueden ver físicamente, hay varias maneras para empezar algo o, sino que lo diga el fotógrafo Jeremy Cohen, quien conquistó a su vecina con mucha creatividad.

Jeremy Cohen ha compartido en sus redes sociales, cómo, a pesar del aislamiento obligatorio, que también se vive en Nueva York, epicentro de la crisis sanitaria en los Estados Unidos, ha logrado tener citas con su vecina.

La historia del neoyorquino empezó cuando vio desde su ventana a su vecina mientras bailaba en la azotea y él no podía dejar de admirarla, pero cómo no podía ir hasta allá, se las ingenió para mandarle su número a través de su dron.

La mujer quedó sorprendida en la forma en la que se le acercó el fotógrafo que decidió darle la oportunidad y accedió a conocerlo mejor y empezaron a hablar por teléfono.

Tori, como es el nombre de la mujer, incluso aceptó a tener una primera cita a la distancia. Jeremy mostró en una serie de videos publicados en su cuenta de TikTok, cómo fue el proceso para este encuentro.

Publicidad

Después de asearse, cortarse el pelo, afeitarse y vestirse, el fotógrafo preparó una elegante mesa en su balcón con comida, vino y una videollamada. Mientras tanto, en el otro tejado, con la ayuda de la compañera de piso de Tori, también le preparó la mesa por sorpresa.

Pero esto no quedó solo ahí, Jeremy fue más allá y la invitó a una cita real, luego de darse cuenta de que tenían varias cosas en común y que habían disfrutado, no solo de la cena sorpresa, sino de las conversaciones por celular.

El joven, para guardar la distancia requerida, se metió en una burbuja de plástico y cuando Tori lo vio no podía creer lo recursivo que era. Todo aquel que se encontró con ellos por la calle tenían la misma reacción que ella y les tomaban fotos.