Un videomanifiesto está causando polémica en el mundo entero y todo por la medida, para algunos exagerada, de tratar un problema en el transporte público en Rusia.

Anna Dovgaliuk, activista por la igualdad de género de San Petersburgo, Rusia, publicó un video en YouTube contra el ‘manspreading’, término que se utiliza para referirse a la postura que adoptan algunos hombres al sentarse con las piernas abiertas y así ocupar dos puestos en el metro.

Para la activista y estudiante de Derecho, una solución contra este comportamiento fue que ella y otras amigas rociaran las partes íntimas de cada hombre que vieran con las piernas abiertas una mezcla de agua y cloro.

Según Anna Dovgaliuk, lo hace porque se ha visto obligada a llevar esta polémica acción «para que todos comprendan qué parte del cuerpo controla el comportamiento de los hombres». Para ella, esta acción de abrirse de piernas en el transporte público es una “agresión de género”.

Te puede interesar: La verdadera historia detrás de la venganza viral con laxante de caballo

El texto que acompaña al video asegura que la solución fue vertida a unos 70 hombres y uso está mezcla como un mensaje, ya que, al decolorar la ropa para siempre, ese hombre quedará marcado como uno de los que acostumbra a el ‘manspreading’. La activista adelanta que realizará la misma campaña en las ciudades rusas de Moscú y Kazán.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=135&v=NCZOw05L7JA

Publicidad

Las reacciones

El video no ha calado muy bien, ni en mujeres, ni en hombres, porque en varias partes del video se ve claramente que muchos hombres no tenían una intención de abrir sus piernas para ocupar dos sitios. De hecho, algunos estaban sentados de manera normal.

Por otro lado, varios usuarios en redes sociales dudan de la veracidad del video, pues el metro, en la gran mayoría de los casos está casi vacío, algo muy inusual en el metro de esa ciudad. Algunos incluso han prestado atención al hecho de que la protagonista del video no es la propia activista, ya que esta lleva un estilo de vida lujoso y no viaja en metro.

Además, se conoció que varios de los hombres que fueron “víctimas” en realidad eran actores, por lo que se cree que este video solo se hizo con el fin de llamar la atención y obtener seguidores en redes sociales.