La estrella porno Stormy Daniels fue indemnizada con 450.000 dólares tras llegar a un acuerdo con la alcaldía de Columbus, Ohio, tras haber sido arrestada en 2018 en un club de estriptis.

Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, fue arrestada el año pasado en el club para caballeros Sirens Gentlemen en Columbus por una “conducta sexual inapropiada”, la cual incluía “tocar una determinada parte anatómica de los clientes”; el cargo fue retirado.

Lee también: El amor engorda! Nutricionista asegura que tener una relación estable lo hará aumentar 4,5 kg.

La actriz interpuso una demanda en enero de 2019 alegando que ese arresto tenía unas pretensiones políticas y exigió una indemnización de dos millones de dólares. Sin embargo, se conformó por menos de un cuarto de lo que pidió originalmente.

El caso del arresto de Daniels finalmente llegó a su fin, y la actriz asegura que “esto nunca fue por el dinero (…) sino para sensibilizar la opinión pública”. Su abogado, Clarck Brewster, dijo que todo el proceso judicial estaba “apoyado en el hecho de que ella había sido atacada no por lo que hizo, sino por lo que es”.

Lee también: Hassam subió una foto de su esposa sin ropa interior, pero ¿Se arrepintió?

La relación entre la actriz porno y el presidente Donald Trump

Publicidad

El nombre de Stormy Daniels se ha visto involucrado en el gobierno de Estados Unidos debido a que la actriz asegura que recibió unos pagos ilegales por parte del presidente Donald Trump como una de sus examantes para que guardara silencio durante la campaña electoral de 2016.

Lee también:¿Por interesado? Diva Jessurum terminó con su novio Rafael Caparroso

Estos pagos, junto a varios supuestos abusos de poder de Trump en una conversación con el presidente de Ucrania han hecho que el Congreso de EE. UU. abriera investigaciones para su destitución.

El caso del arresto de Daniels finalmente llegó a su fin, y la actriz asegura que “esto nunca fue por el dinero (…) sino para sensibilizar la opinión pública”. Su abogado, Clarck Brewster, dijo que todo el proceso judicial estaba “apoyado en el hecho de que ella había sido atacada no por lo que hizo, sino por lo que es”.

Con AFP.