La productora de reality de supervivencia denunció ante la justicia las amenazas de muerte que han recibido participantes en el juego, a causa de la comida que recibieron de forma fraudulenta, incluido un bistec con patatas.

 

El show de telerrealidad, Koh-Lanta, de la cadena TF1, es muy popular en la audiencia francesa.

 

Se trata de dejar a varios participantes en una isla supuestamente desierta, y observar cómo se desenvuelven, aprenden a cocinar, y de paso, se enamoran.

Confesión inesperada en el reality

Uno de los candidatos emblemáticos, Teheiura, de la Polinesia Francesa, sorprendió a todo el mundo al confesar ante las cámaras que había recibido comida del exterior, incluido un bistec con patatas.

 

Esa confesión en directo provocó un alud de indignación en las redes sociales, incluidas amenazas de muerte.

 

“Ante la emoción suscitada en el seno de los equipos de producción y a fin de proteger a nuestros candidatos, se ha presentado denuncia ante la Fiscalía”, explicó el abogado de ALP (Adventure Line Production), Mathias Chichportich, al diario Le Parisien/Aujourd’hui.

 

Varios participantes también han presentado denuncias, según el diario.

 

“Presenté una denuncia para demostrar que se puede ser castigado”, indicó una candidata, Coumba, quien aseguró que fue objeto de amenazas de muerte e injurias racistas en las redes sociales.

 

Otra concursante, Christelle, explicó que ahora quería que el programa se terminara cuanto antes, “porque las redes nos están aguando la aventura”.

 

La actual temporada de Koh-Lanta está siendo transmitida desde la Polinesia Francesa, el territorio de origen de Teheiura, que fue eliminado tras su confesión.

 

Según ALP, las amenazas de muerte van dirigidas además a otros integrantes de la aventura, porque los fans consideran que fueron ellos los que traicionaron a Teheuira.

 

Pero “Teheuira confesó por sí solo su momento de debilidad. Ningún acontecimiento relacionado con este juego puede dar derecho a injurias, amenazas y mensajes de odio”, explicó ALP en un mensaje difundido el martes en  Twitter.