La población del mundo superó los 8.000 millones de personas, según la estimación oficial de Naciones Unidas, que lo considera “un importante hito en el desarrollo humano” y un recordatorio, en plena COP27, de “nuestra responsabilidad compartida de cuidar de nuestro planeta”.

Para la ONU, “este crecimiento sin precedentes” -había 2.500 millones de habitantes en 1950- es el resultado “de un aumento progresivo de la duración de la vida gracias a los avances en materia de salud pública, nutrición, higiene personal y medicina”.

Pero el crecimiento de la población también plantea desafíos enormes para los países más pobres, donde es más acentuado.

Le puede interesar: ¿Qué daña más los pulmones, la marihuana o el tabaco? Estudio revela la verdad

La Tierra tenía menos de 1.000 millones de habitantes en el siglo XIX, pero solo le tomó 12 años crecer de 7.000 a 8.000 millones.

Y tardará unos quince años en alcanzar los 9.000 millones, en 2037, una señal de su ralentización demográfica.

La ONU proyecta un “pico” de 10.400 millones en la década de 2080 y un estancamiento hasta finales de siglo.

Vea también: El dueño de un gato nos enseña que las cosas que no son nuestras hay que devolverlas a quien le pertenecen

Por otra parte, India, un país de 1.400 millones de habitantes, que se convertirá en el más poblado del mundo en 2023, superando a China, se espera que experimente una explosión de su población urbana en las próximas décadas con megalópolis ya superpobladas y con escasas infraestructuras esenciales.

Y a finales de siglo, las tres ciudades más pobladas del mundo serán africanas, Lagos (Nigeria), Kinshasa (RDC) y Dar es Salaam (Tanzania).