Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 3.814,94
  • Euro$ 4.140,06
  • MSCI COLCAP1.440,78
  • Petróleo (Brent)US$ 82,14
  • Petróleo (WTI)US$ 78
  • Café (lb.)US$ 2,17
  • Oro (oz.)US$ 2.443,60
  • UVR$ 370,60
  • DTF E.A. (90d)10,23%
Estilo de Vida

Navidad en febrero: la población de Colombia que no la celebra en diciembre

El municipio realiza toda una celebración alrededor del nacimiento de Jesús, a quien esperan ansiosos en cada febrero.

Publicidad
navidad-febrero-poblacion-colombia-no-celebra-diciembre
Foto: Archivo

La mayoría de colombianos celebra la navidad en el mes de diciembre, pero hay quienes pasan las fiestas en febrero. Esta es la historia de los habitantes de Quinamayó, donde Jesús nace cada 24 de febrero y no en diciembre, como en el resto del país.

Diciembre suele ser la época en la que se celebra navidad y no en febrero en Colombia. Sin embargo, esta fiesta que esperan miles de personas a nivel mundial en el mes número doce de cada año, no es más que un día más en Quinamayó, un municipio ubicado en Jamundí, Valle del Cauca, donde el niño Jesús nace cada 3 de febrero.

Este municipio está ubicado a hora y media de Cali. Se fundó en el siglo XIX, y en este lugar se asentaron los descendientes de los primeros africanos esclavizados. Muchas de estas personas recolectaban azúcar, y sus verdugos no les permitían celebrar en familia la festividad hasta 40 días más tarde, cuando les daban solo un día de descanso. Era entonces que Jesús nacía.

No es el Jesús que conocemos en la mayoría de los pesebres, el recién nacido blanco y con una cabellera dorada. En Quinamayó el niño que cambió la historia del mundo es tan negro como los habitantes de este municipio y su tradición es toda una celebración de la libertad y el nuevo comienzo.

El municipio que celebra la navidad en febrero

Según el gobierno de Jamundí, esta celebración se lleva a cabo desde hace 150 años, y es única en el mundo. Una procesión comienza a seguir a las cantores, quienes son acompañadas de los músicos. Ellas cantan suavemente mientras se dirigen a donde el niño nacerá: “Ese niño quiere que lo arrulle yo, que lo arrulle su madre, la que la parió“. “a ro ro, mi niño, a ro ro, mi Dios, duerme vida mía, duerme gran señor“.

La danza avanza conforme se acercan al lugar del mayor propósito de Dios. Recogen a María, luego a José. Doce ángeles se van uniendo con cada paso hacia el nacimiento. Un joven y dos señoritas, vestidos de gala, son los padrinos de Jesús y solo ellos lo pueden tocar. Cargan al pequeño en una cesta de oro. Y es hacia la media noche que todo está listo para que el niño nazca por fin.

¡Ya nació el Niño, al Niño hay que adorar!“. Todos van al centro del municipio donde encunan al recién nacido y oran para que las fiestas, que duran cuatro días, se realicen en completa paz.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News